Los nutrientes: una mirada más holística

Hoy les compartimos un tema que siempre será interesante, lo nutrientes, pero en esta oportunidad nuestro editor invitado, Leonardo Peña nos ofrece una visión holística para abordar el tema. Les recomiendo darle una pausada lectura a esta interesante nota que hoy nos regala Leonardo.

 


No pretendo con este artículo, mostrar lo que son los nutrientes, ni cuales son los números que debía tener un sistema para que funcione de forma correcta, porque sabemos perfectamente lo que son y tenemos claro que no se debe perseguir un número, lo que pretendo es hacer entender al aficionado y más al neófito, para que tenga una visión más amplia y general de estos elementos para que los considere como una parte importante del acuario y no como los enemigos que hay que eliminar y sacar del sistema.


Los nutrientes no son solamente el fosfato y el nitrato que todos conocemos, son muchos más elementos orgánicos que no consideramos como nutrientes, pero como los nutrientes inorgánicos son los más importantes dentro de la cadena trófica y que podemos testear nos centraremos en estas dos especies (nitratos y fosfatos) como fuente del artículo.



No quiero que crean que el resto de nutrientes deben ser descartados o que no son importantes, porque al contrario muchos problemas de plagas, de algas y cianobacteria son causa de ellos, aunque los nitratos y fosfatos se encuentre en balance, pero por el hecho de que no pueden ser testeados no los tomaré en cuenta para el artículo.


Así que solo veremos una parte del paisaje, pero por demás, la más importante.


Es común, cuando empezamos en este hobby, ver los nitratos y fosfatos como nuestros mayores enemigos y los responsables de que muchos aficionados se retiren por los problemas que produce un exceso; conforme va pasando el tiempo y vas indagando e investigando y te nutres también de las experiencias ajenas y de los consejos de buenos acuaristas responsables con mucho conocimiento de causa, logras comprender el verdadero alcance de estas especies y te convences por ti mismo que más allá de ser desechos son necesarios y que son demasiado importantes para mantener la vida y el ciclo biológico y la cadena trófica tan importante y tan buscada por cada aficionado. Es así que logras abrir tu mente a un nuevo mundo, al comprender porqué se llaman nutrientes, pues el nitrógeno, el fósforo y el carbono, son la fuente de alimento y vida de muchos seres vivos por no decir todos.


Estas dos especies tienen sus inicios en el ciclado; ese proceso tan importante y tan relevante para el éxito en este hobby y digo tan importante porque gracias al ciclado podremos llegar a tener un acuario sin problemas.



Comienzo diciendo que el ciclado es la piedra filial de todo este asunto; todo parte del ciclado, un correcto ciclado produce muchos beneficios y entre ellos la correcta asimilación de los nutrientes por parte del sistema, es claro que el ciclado no termina cuando se producen los nitratos, sino cuando los nitratos también son reducidos (reducción: proceso químico por medio del cual una especie cede electrones) que en este caso por un proceso bioquímico efectuado por bacterias anaeróbicas facultativas (bacterias que en medios pobres en oxígeno son capaces de reducir el nitrato a nitrógeno, tomando como fuente de energía el oxígeno de la especie NO3 y facultativas porque pueden actuar tanto en medios aeróbicos como anaeróbicos), degradan el nitrato a nitrógeno gaseoso, este es el primer paso al éxito, desarrollar como parte final del ciclado la desnitrificación, en este punto ya se tiene un terreno ganado, pues logramos controlar los nitratos en el sistema, ahora bien, los fosfatos no debían de tener problema durante el ciclado, si utilizamos algún compuesto químico a base de amonio, esto garantiza que solamente alimento bacterias nitrificantes y evitamos usar materia orgánica que además me aportará nutrientes indeseables al sistema así como altas cantidades de fosfatos, que alimentara algunas plagas, claro está, que ahora sigue un largo camino, pues inmediatamente después del ciclado debemos pensar en el fortalecimiento de la cadena trófica, ese pequeño mundo microscópico invisible a nuestros ojos y tan importante para el control de los nutrientes y de la formación de la cadena trófica; una buena práctica puede ser iniciar con roca viva que tiene bacterias establecidas y nos acorta el tiempo del ciclado.


Hago acá un pequeño paréntesis para decir que muchos factores pueden influir en los niveles de fosfatos y nitratos dentro del ciclado, como por ejemplo usar roca muerta, que tiene un potencial muy grande de expulsar fosfatos al medio o usar materia orgánica para aportar los elementos necesarios para iniciar el ciclado, etc.


Todo ser vivo requiere de nitrógeno, carbono y fósforo para vivir y los microorganismos no son la excepción, fortalecer el sistema después del ciclado con bacterias de todo tipo, autótrofas, heterótrofas, quimio-autótrofas, son la segunda clave para mí, ellos proveerán una cantidad de beneficios a los organismos mayores que incluiremos más adelante, pero lo más importante, nos ayudarán en el control de los nutrientes por ser grandes consumidores de ellos y como parte importante del sistema nos ayudarán en gran medida a la degradación de la materia orgánica. Aumentar la población de microfauna con organismos bentónicos, así como la implementación de equipos como el Simmel para la extracción del exceso de materia orgánica y las macroalgas para ayudar al consumo de nutrientes en sus procesos metabólicos, por supuesto que esta biodiversidad requiere de una fuente de alimento constante que incluirá los fosfatos en la ecuación, la siguiente especie y más importante para la vida, sin ella no hay bacterias ni microfauna que prospere, y que se debe dar al tiempo que vamos poblando el acuario, ya más adelante los peces y corales se encargaran de proveer la materia orgánica necesaria para sostener estos microorganismos y microfauna. Pero acá viene la tercera clave de todo, los organismos mayores deben ser agregados paulatinamente y conforme se ve que el sistema trata de mantenerse estable y que no va a la alta de nutrientes sin parar, lo que nos indicaría que estamos produciendo más nutrientes de los que el mismo sistema puede manejar o viceversa, si van a la baja, nos indica que la carga biológica es menor y que los nutrientes se están consumiendo muy rápido.



Todo se trata de mucha paciencia, practica, cuidado y mediciones, debemos entender que el sistema debe acomodarse continuamente al cambio, conforme va aumentando su biodiversidad (microfauna, bacterias, peces, crustáceos y corales), debemos esperar a que se establezca nuevamente y que los nutrientes se mantengan en el rango que hayamos establecido.


No debemos perder de vista nuestro objetivo y dejarnos llevar por la emoción y las ganas de poblar el acuario, acá la paciencia juega un papel fundamental y los test que nos permiten saber cómo se comporta el sistema son los indicadores de cómo debemos proceder, si los nutrientes van a la baja, nos indica el sistema que se requiere de más productores de materia orgánica por tanto podemos agregar algún pez y corales más y por tanto más alimento para sostenerlos y si van en alza nos indica que tenemos un exceso de seres vivos o de alimentación o ambas al tiempo o que la cadena trófica no es robusta para procesar la materia orgánica que se está produciendo.



En este punto ya se debía de tener claro qué nivel de nutrientes voy a llevar (relación 100:1), por ejemplo unas 5 ppm de nitratos junto a un 0,03 a 0,05 ppm de fosfatos, puede ser un buen inicio, esto no solo me garantiza un buen inicio sino que me asegura que no tendré plagas de algas ni cianobacteria en el comienzo, lógicamente todo esto aunado a un buen sistema de filtración (filtración biológica y mecánica) y un refugio de algas que me ayude al control de nutrientes.


No olvidemos que los corales son muy buenos consumidores de nutrientes y que estos se verán reducidos conforme vayamos agregando más organismos y en conjunto con una cadena trófica robusta debería bastar para poder mantener los nutrientes bajo control.

Acuario de Leonardo Peña En este punto surge un concepto muy utilizado por los acuaristas y es el ULNS (ultra low nutrients systems o sistemas de ultra bajos nutrientes) y quiero hacer hincapié en este concepto porque muchas personas suelen confundirlo y pensar que el fin justifica los medios, y en este caso particular piensan que se pueden valer de cualquier resina o método para mantener bajos los nutrientes; pero el concepto va más allá de esto y tiene un trasfondo muy particular que consiste en emular el arrecife natural (aunque por supuesto nunca será igual porque estamos hablando de un sistema cerrado que posiblemente tendrá más nutrientes orgánicos e inorgánicos); en el arrecife se producen tantos nitratos y fosfatos por la cantidad de peces, alimento y seres vivos que están produciendo desechos y que son transformados por otros, pero a la vez existen tantos seres vivos que los requieren que al final todo los nutrientes que se producen son consumidos inmediatamente por otros y así se mantiene el arrecife con bajos nutrientes, así que acá está la respuesta, no se trata de usar resinas para sacarlos, porque se logra el efecto contrario, secar el acuario y despojarlo de los nutrientes que requieren los seres vivos para vivir, haciendo que las poblaciones bacterianas principalmente, disminuyan y que tanto peces y corales se vean famélicos, sino de que los seres vivos que están en el sistema los puedan aprovechar totalmente y así mantener los nutrientes bajos, entonces, para mantener un sistema ULNS todo debe estar alineado y en armonía, los peces y corales se alimentan bien y la cadena trófica hace su tarea, produciendo como resultado un sistema bajo en nutrientes pero con animales fuertes y en crecimiento y la cadena trófica robusta por la cantidad de nutrientes disponible.



En conclusión, si te ves abocado a usar resinas o realizar cambios de agua para reducir nutrientes, el sistema te está indicando que tienes un exceso de animales y/o un exceso de alimento y/o una falencia en la población bacteriana o en la capacidad de filtración y por tanto el mismo sistema es incapaz de manejar el exceso, y el uso de resinas y otros métodos parecidos para reducirlos nunca será la solución, porque la raíz de todo es un exceso de animales o alimento o una falta de biodiversidad bacteriana, pero aun así, estas resinas deben formar parte de nuestra alacena, porque si requerimos hacer una corrección pueden estar a la mano, pero no deben convertirse en parte integral del sistema, es totalmente natural que en un sistema cerrado, en algún momento se descontrolen los nutrientes o entren en desbalance, porque existen tantas variables que lo pueden causar y es ahí donde entran en juego las resinas solo como un paliativo, mientras se soluciona el problema de raíz. Los dos casos más comunes son: un aumento de nitratos y fosfatos estables, quiere decir que nuestro filtro biológico de desnitrificación sucumbió o se quedó corto para la biomasa que tiene que procesar y el segundo caso un aumento de fosfatos y nitratos estables, nos indica un exceso de alimentación principalmente, por supuesto el mejor escenario y el más deseado, sería que ambos nutrientes estén en balance y se mantengan en el tiempo.


En un sistema cerrado establecido, romper el balance por falta de nutrientes es más grave que por exceso, ya que rompes la cadena trófica matando las bacterias por falta de alimento y esto tendrá unas repercusiones en el sistema más graves que por un exceso, dando espacio a plagas y a corales muertos.



Acá llegamos a la primera razón que expuse y es que, para poder tener un control de los nutrientes debemos hacer las cosas muy lentamente y ver con cada adición de un ser vivo cómo se comporta el sistema y dejar que él sólo encuentre su balance nuevamente, entonces debemos dar un compás de espera, para que la cadena trófica se reacondicione a la nueva carga biológica, por supuesto en algunos casos dependerá de nosotros por medio de testeo, el evaluar si se requiere más material filtrante o más microfauna o un mayor skimado o más macroalga o menos alimento etc., para ayudar al reposicionamiento del sistema.


Entonces, debemos permitirle al sistema irse acomodando a las nuevas inclusiones de seres vivos de manera controlada y así poder mantener el balance, como dije, nuestra herramienta más valiosa es la paciencia y el control, pero lo más importante es mantenerse en el nivel de nutrientes que hayan escogido y pegarse a él fielmente, debe ser el nivel donde cada uno ve que los animales progresan y crecen. Quizá pueda pensar que es una tarea muy apoteósica y engorrosa, pero se dará cuenta que cuando el acuario va madurando usted va ir desentendiendose, porque cada vez será más estable.


Tener un nivel adecuado de nutrientes de forma constante solo nos indica que el sistema está balanceado y que siempre hay nutrientes disponibles para trabajar, a pesar de que se producen más, los animales lo están consumiendo y es entonces que se llega a aplanar la gráfica de la ecuación y se eliminan los picos (altos y bajos).


Los nutrientes y específicamente los fosfatos limitan el crecimiento de las algas, pero también de los corales, una deficiencia, como un exceso conlleva a problemas en el acuario de diferente índole, por tanto unos nutrientes indetectables produce la proliferación de plagas como dinoflagelados por efecto de una reducción de la flora bacteriana y un exceso produce un crecimiento de algas y hace a los corales más frágiles ya que una mayor cantidad de fosfato en el coral tiende a formar parte de la calcificación del mismo haciendo que su estructura sea más débil, debido a que el ion fosfato se une también al ion de calcio y no permite la unión con el ion carbonato por tanto resulta en una estructura porosa muy frágil, así que tanto el exceso como su deficiencia a carrera muchos problemas.


En conclusión, si haces un mal ciclado y empiezas con nutrientes altos, pues tendrás más problemas que satisfacciones, porque empezarás a batallar con algas, ciano y otras plagas.


Mantener fosfatos bajos ayuda en cierta forma a que las algas no proliferen tanto, pero no es garantía de que no vaya a tener, algunos tipos de algas pueden tomar el amoniaco como fuente de alimento (briopsis), adelantándose a las bacterias nitrificantes o tomar los nutrientes orgánicos para crecer como la cianobacteria, pero en si no debía de ser un problema grave en tanto se mantengan los nutrientes controlados, existen muchos peces y crustáceos que pueden sublimar este problema.


Es importante en este punto expresar que todos los seres vivos obtendrán la energía que requieren y los nutrientes que requieren del modo más eficiente y rápido posible, es por esto que estas dos especies (NO3 y PO4) a las que hacemos mención son tan importantes, ya que son las moléculas más sencillas de las que se puede obtener lo necesario y todos los seres vivos

primero obtener de ahí su fuente de energía antes de otros nutrientes más complejos y que requieren de más energía para desdoblarlos.


Ahora, vamos a la principal causa de ingresar nutrientes al sistema y es la alimentación de peces y corales, pues a través del alimento ellos están constantemente evacuando más fosfatos al medio. Los peces toman lo que requieren del alimento y excretan los excedentes, estos desechos son aprovechados por otros organismos que se alimentan de él, y así continúa la cadena, pero qué ocurre si el alimento que damos no es el adecuado, si tiene excesos de fosfato por ejemplo, así que, debemos conocer que le estamos dando a nuestros peces y corales, aparte de esto existen muchos alimentos que aportan cosas indeseables al sistema como fuentes de carbono, conservantes, harinas, etc., es por esto que resaltó la importancia de conocer cuáles son los componentes de cada alimento y poder tener claro, que pueden o no, ser potencialmente contaminantes de nuestro sistema. Existen, gracias a la tecnología muchos alimentos con probióticos que tienen varias funciones, entre ellas, aumentar la flora bacteriana intestinal de nuestros peces, aumentar las defensas y una función más que poco se manifiesta y es que al contener bacterias, desde el mismo tracto digestivo del pez ya se están activando y consumiendo nutrientes que ayudarán a mantener la calidad del agua, pero además, estas bacterias cargadas de nutrientes ya en la columna de agua, podrán alimentar a los corales y a otros organismos filtradores de forma directa, proporcionando alimento tanto a microorganismos, microfauna como a corales, los probióticos son el futuro de los alimentos para acuarios con múltiples ventajas sobre los alimentos secos tradicionales, así que desde el punto de vista nutricional como de calidad de agua están por encima de todos los otros alimentos secos. Pero no podemos dejar por fuera los alimentos congelados, que son una fuente de nutrientes natural para todos los organismos y menos contaminante, aportando más elementos nutricionales a todos los seres vivos sin un exceso de fosfatos.

Acuario de Leonardo Peña

Los corales aprovechan muy bien los nutrientes de la columna de agua y son muy importantes para mantener todo el holobionte coralino, así como para producir proteínas, minerales y vitaminas esenciales para el crecimiento de él mismo. Es por esto que cuando se tiene un arrecife de coral bastante poblado y en constante crecimiento, se mantiene una cadena trófica robusta y una microfauna abundante, con suficientes peces, y los nutrientes se mantienen en balance, se llega a un ambiente oligotrófico robusto y todos los animales florecen, a esto se le llama un acuario estable y maduro, esto claro, incluye muchas cosas y prácticas adicionales que no vienen al caso pero que son muy importantes para llegar a tener el acuario maduro.



No importa qué relación tengas en tu sistema, siempre que sea constante y correcta dentro de un rango, los animales se adaptaran y prosperaran, pero siempre será mejor manejar relaciones bajas, ya que si logramos mantener un sistema maduro y estable y constantemente lo fortalecemos con bacterias y demás organismos bentónicos, evitaremos el mal llamado “síndrome del acuario viejo”, que no es más que el descuido de su dueño creyendo que todo debe funcionar solo, estamos asegurando que la estabilidad del acuario y su madurez perduren en el tiempo, dando así una mejor vida a todos los animales, que al final es el objetivo de todo acuarista.


Finalmente decir que la segunda fuente más importante que puede incorporar nutrientes al sistema de forma descontrolada es el agua de reposición, así que es importante tener el control de la cantidad de sólidos totales y el recambio de filtros, siempre es bueno fechar los filtros para tener un indicativo de recambio y si puede un contador de litros para tener un mayor control.


Existe una última fuente importante de fosfatos y algo de nitratos y es el uso de la roca muerta para iniciar el acuario (roca de mala calidad o mal tratada), es quizá por lejos la mas mala elección, porque tendrás niveles altos de fosfatos de forma constante por mucho tiempo, lo que seguramente llevará a problemas de forma anticipada. Finalmente, el uso de caliche para los reactores de calcio es por demás otra mala elección ya que es su proceso de disolución también va aportar grandes cantidades de fosfatos al sistema, parece ser que la roca muerta, por un efecto físico llamado ósmosis y una diferencia de concentración del medio con el interior de la roca hace que la roca expulse los nutrientes encerrados en ella al medio por largo tiempo, produciendo desbalances continuos.


En conclusión, los nutrientes son parte fundamental de la cadena trófica y fuente de vida vital de todo ser vivo y debemos procurar mantenerlos en los niveles correctos, sobreponiéndose a los antojos y las ganas de ver un acuario poblado, al final puedes creer acortar el camino y ver lleno tu acuario de corales y peces y disfrutarlo durante un mes, mientras las plagas se apoderan de él y todo aquello que viste al principio solo es muerte y desolación, o puedes optar por un buen ciclado y tomarte el tiempo que se requiere un año o quizá dos para establecer tu acuario y verlo totalmente maduro y disfrutarlo por muchos años totalmente sano y lleno de color y vida, ¿Qué escoges?......


866 visualizaciones5 comentarios