Mitos en el acuarismo marino


En mis poco más de 20 años como acuarista marino me he encontrado con diferentes mitos, que conforme pasan los años van desapareciendo por el avance y conocimiento del pasatiempo, pero por igual surgen nuevos mitos.


Si bien hoy existe mayor acceso a la información para ser mejores acuaristas, también nos encontramos en los foros, grupos o redes sociales recomendaciones o testimonios anecdóticos, experimentales, sin fundamento científico o adecuadamente contrastados.


También, gracias al avance nos encontramos con nuevas tecnologías, pero ¿cuáles son realmente las que necesitamos para un buen desempeño del acuario? ¿Por cuáles pagamos por marca o reputación? etc.


¿Cuál el pH ideal, cuánta iluminación requieren los corales duros? ¿qué ocupamos para iniciar o con cuál configuración inicial de acuario puedo empezar?


Todas estas son preguntas que podemos encontrar en los grupos, pero lastimosamente y a pesar de las buenas intenciones se cometen errores de conocimiento o información y esos errores luego se repiten, se pasan a otros acuaristas y conforme el efecto Woozle una mentira repetida con suficiente frecuencia se convierte en “verdad”.


En esta nota les comparto algunos de los mitos según mi parecer y procuro justificar la razón por lo que son.


Sin duda será muy rico que ustedes con sus comentarios sumen otros y ayudemos a comprender que en este pasatiempo el éxito pasa por el conocimiento, el compromiso y la disciplina.




#1. Sin duda un mito que se ha mantenido durante todos mis años como acuarista marino es que nuestro pasatiempo es muy caro.


Hoy más que antes el pasatiempo se ha masificado porque económicamente y por conocimiento es más accesible que nunca. Aunque también es cierto que lo podemos hacer tan caro como queramos por el tamaño del acuario que escojamos, los gadgets que instalemos, los corales y peces que queramos.


Gracias precisamente a ese conocimiento más ampliamente disponible podemos estar en el pasatiempo sin gastar grandes sumas, podemos tener hermosos acuarios con presupuestos pequeños.


Si bien es cierto que hay equipos tecnológicos muy caros, ello no es obstáculo para lograr acuarios ejemplares si existe compromiso, disciplina y conocimiento por el acuarista.


Por otra parte, la existencia hoy día de amplísimos grupos, redes y el Whatsapp nos permite encontrar equipos usados de calidad de acuarista que se retiran sin tener que romper la alcancía para hacernos de buenos equipos. De adquirir equipos usados los que recomendaría tener cuidado es con la escogencia de los acuarios (cristal), pues no son pocas las historias de personas que han comprado acuarios usados con mucha presencia de cobre. También evitaría los termostatos o calentadores y UV por la vida remanente que puede quedarles.


Tratándose de los peces y corales, si el presupuesto es limitado ello tampoco es obstáculo, siempre encontraremos peces y corales lindos y atractivos de bajo costo. No necesariamente hay que optar por corales caros, con nombres rimbombantes que año a año pasan de moda. En el mercado siempre encontraremos una buena oferta de corales blandos y duros a precios cómodos.



#2. Un acuario sin skimmer no funciona.


De entrada los invito a leer en el Foro, en la sección de Acuarios Destacados, la entrada que le dedicamos a Francisco Arrabal quien mantiene un acuario espectacular sin skimmer y sin luces de marca. (otro ejemplo que de no ocupamos gastar grandes sumas de dinero en equipos de marca o última generación)


Francisco es un claro ejemplo de que se puede lograr un acuario de revista sin skimmer, eso sí, el hilo conductor que nos une con el mito anterior es que el acuarista debe tener compromiso, disciplina y cultivarse en conocimiento para saber como eliminar el exceso de nutrientes, esos compuestos o residuos orgánicos no deseados que son la fuente de muchos dolores de cabeza.

Comprendiendo y logrando una buena filtración biológica por algas o bacterias, así como con el apoyo de una buena filtración química, sea con un buen carbón activado, una filtración mecánica por medio de calcetines o perlón y cambios disciplinados de agua, sin duda tener un buen acuario sin skimmer es factible.


Debo dejar claro, eso sí, que en ningún momento estoy diciendo que los skimmer no sean útiles o necesarios. Solo estoy desmitificando el uso obligatorio de un skimmer para ser exitoso.




#3. Un acuario pequeño es más adecuado para un principiante pues implica menos trabajo.


Lamentablemente me he topado con acuaristas principiantes que las tiendas, sin querer generalizar, que, con tal de hacer una venta, cuando el acuarista les dice que no tienen mucho tiempo o viven en apartamentos, les recomiendan iniciar con un acuario pequeño para evitar un mayor trabajo.


Desafortunadamente esto no siempre es una realidad y ocurre lo contrario, se da una mayor dedicación de tiempo en la atención del acuario.


Sin duda la limpieza de cristales y el cambio de agua es tarea sencilla, pero los problemas para un acuarista nuevo serán muy frecuentes y ello implica mayor atención y asignación de tiempo al acuario.


Alcanzar y mantener parámetros estables y consistentes en el tiempo es más difícil de lograr que en un acuario grande, lo cual lleva a una mayor atención del acuario. Entre más pequeño es el acuario más propenso es a los cambios y más abruptos son estos; en consecuencia, la asignación de tiempo para resolverlos es mayor.


En resumen, el mantenimiento de un acuario pequeño no necesariamente es más fácil para el acuarista que inicia.




#4. Cuando más flujo mejor.


Para nada cuestiono la utilidad de un buen flujo de agua. Este es el que nos ayuda a exportar partículas y compuestos orgánicos, evitar sedimentación, llevar alimento a los organismos sésiles, intercambio gaseoso, etc.


Pero ni siquiera mis queridas acroporas están dispuestas a aceptar grandes flujos de agua. Es suficiente colocar un coral al frente de un wavemaker para darnos cuenta de que sufrirá un daño, desde una posible necrosis por estrés, una pelada de puntas (daños parciales de tejido), un lento crecimiento por pólipos retraídos, por citar algunos inconvenientes de que no por más flujo es mejor.


Cada coral debe ser ubicado correctamente y para determinar los flujos de agua no solo hay que considerar el intercambio de gases, exportación de desechos, etc. sino también, los corales que tenemos, su necesidad y ubicación.




#5. Para mejorar la coloración de los corales se debe usar aminoácidos.


Los aminoácidos (introducidos o formados por los organismos) son tan solo una parte de la ecuación en el tema de la coloración. No por más aminoácidos que se usen se lograrán mejores colores, por el contrario, el uso a ciegas puede traer más problemas que beneficios.


Para quienes no han visto mi serie sobre iluminación y coloración los invito a verla en mi canal de YouTube.



#6. Cuanta más Iluminación mejor.


Como podrán ver en la serie de videos sobre iluminación, disponible en mi canal de YouTube, esta es una verdad a medias.


Claro que los corales, o mejor dicho, su zooxantela, necesitan luz para realizar su actividad fotosintética y propiamente los corales, según su variedad y especie requieren de cierta intensidad lumínica para formar sus proteínas de color que queremos apreciar, pero ello no solo es un tema de intensidad sino también, de espectro correcto.


Como explico en uno de los videos, un exceso de intensidad lumínica puede inhibir el proceso de fotosíntesis y crear estrés oxidativo.


Cuando la zooxantela recibe un exceso de iluminación, exceso que puede ser diferente para cada variedad y especie de coral, los fotosistemas de la zooxantela se saturan, por así decirlo y el exceso de energía no usado conduce a la formación y liberación de radicales de oxígeno, sea moléculas que contienen oxígeno y causan daño celular al coral.


Para contrarrestar este estrés oxidativo y la alta intensidad lumínica el coral produce proteínas de color que son pigmentos protectores los cuales, como explico en los videos, absorben o reflejan la luz, pero para formar estos pigmentos los corales desvían energía de otros procesos como el metabólico, el de crecimiento, el de regeneración, de reproducción etc. y por otra parte, también esta formación de proteínas de color tiene un techo que por alcanzado dejará expuesto al coral al daño por estrés oxidativo e intensidad lumínica.


Una reflexión de esto es que no necesariamente un coral muy colorido es un coral saludable y con una vida feliz, pues como dije requerirá destinar mucha energía para formar esos pigmentos y si su nutrición no es la correcta, como ampliaré adelante, simplemente será un coral comprometido. Por ello mi primer video sobre iluminacion y coloración lleva por nombre: “Coloración: Un tema complejo”



#7. Un mito que ha tomado terreno es el que señala que la luz azul es la mejor para los corales.


Lo primero, nuestro gusto por ver más fluorescencia en los corales es una cosa y otra la condición de vida del coral. En su entorno natural no vemos los corales como los vemos en nuestros acuarios con luz azul, aunque bien es cierto que la luz azul alcanza mayor profundidad en los océanos.


Como explico en los videos la longitud de onda que nos hace ver la luz azul es una longitud de onda con mucho mayor energía. Según expliqué antes, a mayor energía el coral requiere formar más pigmentos de color para protegerse del exceso de energía que no absorbe la zooxantela y por tanto, iluminar el acuario solo con luz azul podría crear, con mayor probabilidad, el estrés oxidativo. Sin duda al recibir más energía el coral deberá producir más pigmentos de color y por tanto, a nuestra vista el coral lucirá más colorido, pero si el coral produce más pigmentos de color debemos procurarle una mejor nutrición y reposición de olioelementos, pues de lo contrario estamos llevando al coral a sufrir daños. Nuevamente, la coloración es un tema complejo y los invito a ver mis videos sobre el tema.


Cuando usamos un espectro de luz natural o de luz día que tiene en su espectro longitudes de onda que nos hacen ver los colores rojos y verdes, entre otras cosas que explico en los videos, se permite una mejor actividad fotosintética por parte de las zooxantelas y por tanto, bajo una mejor actividad fotosintética, un mejor suministro de energía de ellas para con los corales. Por tanto, una mejor nutrición para el coral.


Si nos limitamos exclusivamente solo al uso de luz azul la actividad fotosintética de la zooxantela no será tan eficiente y por tanto así será la asignación de energía para el coral y sus diferentes procesos biológicos.


Pero el uso exclusivo de luz azul no solo afecta a la zooxantela, sino también, al fitoplancton vivo en el acuario que es la base de cadena alimenticia. A déficit de esta fuente de nutrición adicional o complementaria deberemos hacer más uso de alimentos procesados, sean congelados, en polvo, etc y aceptar las consecuencias del exceso de nutrientes que estos en la mayoría de los casos generan.


Cada uno ilumina el acuario como guste, pero no es correcto afirmar que la luz azul es mejor para los corales.


Personalmente siempre recomiendo una combinación de luz día con luz azul. Si le gusta más la luz azul procure iluminar con esta el acuario cuando se encuentre en casa y cuando no esté hágalo con luz día y así podrá ofrecer un mejor espectro para la actividad fotosintética del fitoplancton y la zooxantela del coral.


Sin duda quedan más mitos, pero con este pequeño ejercicio creo que ha quedado claro que la llave de combate radica en el conocimiento, la disciplina y el compromiso del acuarista.


Espero que la lectura fuera del agrado de ustedes y que cuando nos compartan algún consejo o recomendación tengamos la curiosidad de contrastar la misma para emprender acciones informadas.




1175 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo