Gusanos de gusanos

Algunas personas son esquivas en usar roca viva para ciclar el acuario por el temor a introducir organismos que catalogamos como indeseados, algunos con reputación bien ganada y otros no tanto, pues son más producto de etiquetas generalizadas o leyendas urbanas por las malas prácticas de mantenimiento, filtración y alimentación por parte de algunos acuaristas.

Sabellastarte indica
Sabellastarte indica

Dentro de estos organismos que algunos podrían considerar como indeseables, presumo por falta de información, tenemos los gusanos poliquetos, una Clase sumamente amplia de diferentes Ordenes y Familias, con más de doce mil especies.


Por ejemplo, los de la familia sabellidae donde encontramos el Sabellastarte que conocemos como plumeros o los de la familia Serpulidae, como los Spirobranchus giganteus o gusanos árbol de navidad, pero también en esa gran variedad tenemos los Hermodice carunculata o gusanos de fuego de la familia Amphinomidae, entre muchos otros más buenos y necesarios para el acuario.

Hermodice carunculata, gusanos de fuego
Hermodice carunculata o gusanos de fuego

En términos generales la gran mayoría de los gusanos marinos son sumamente beneficiosos para el acuario marino pues son excelentes detritívoros que nos ayudan en la calidad de agua y riqueza de biodiversidad del sustrato como parte fundamental de la red trófica y mantenimiento del sustrato.


Pero como en todo siempre hay excepciones y existen gusanos marinos que podríamos catalogar como verdaderos peligros, como los de la familia de los eunícidos que no solo pueden alcanzar un gran tamaño, sino que poseen mandíbulas y toxinas que los hacen peligrosos depredadores. De estos el de mayor divulgación en nuestro pasatiempo es el Eunice aphroditois o gusano Bobbit que ha llegado por error a algunos acuarios.



Dado que sería materialmente imposible hablar de todos los gusanos marinos en esta nota me concentraré en uno muy conocido por todos nosotros, los gusanos de cerdas.


Primero debemos entender de dónde llegan los gusanos de cerdas, conocidos también como Bristle Worms, en inglés, para saber que no podemos tacharlos a todos como algo negativo para el acuario. Estos provienen del Filo de los anélidos que del latín significa pequeños anillos. Aquí tenemos, tanto los gusanos marinos como las lombrices de tierra. Dejado claro su Filo, llegamos a su Clase, los poliquetos, que del griego significa gusanos marinos que tienen cerdas (pelos) y que son los que mayormente podrían terminar en el acuario marino. De esta Clase llegamos al Orden de los anfinómidos que tienen una probóscide que usan para comer y absorber, y sus pelos o cerdas para desplazamiento y tener una actividad sensorial táctil. De este Orden llegamos a la Familia Amphinomidae, propiamente los que llamamos gusanos de cerdas y dentro de esta familia la variedad más conocida por nosotros los acuaristas son los gusanos de fuego, pero no la única.


Con todo lo dicho debemos tener claro que no todo gusano de cerdas o bristle worm es un gusano de fuego, pero todo gusano de fuego es un gusano de cerdas.

gusano de fuego

Los gusanos de cerdas o bristle worms pueden crecer hasta 60 centímetros en un acuario, pero lo normal y común es verlos desde dos hasta quince centímetros. Mayormente son nocturnos y tienden a permanecer dentro o debajo de las rocas, el sustrato o en las pelotas de chaeto en los refugios. No es normal verlos a simple vista, salvo que se hagan plaga o que levantemos una roca o los busquemos en la noche con una linterna.


Si bien los bristle worms o gusanos de cerdas lucen desagradables y pueden asustar, estos son beneficiosos en el acuario pues oxigenan el sustrato al removerlo, consumen desechos de comida, detritos, son carroñeros y con ello mejoran la calidad del agua, pues de lo contrario esos desechos se descompondrán y deteriorarán la calidad del agua.


Estos gusanos no matan los peces, cuando los vemos con peces muertos o moribundos es porque como carroñeros, llegan como buitres a hacer el reciclaje de esa materia muerta. Son excelentes limpiadores reciclando organismos o materia orgánica muerta o en descomposición y no debemos despreciarlos como parte importante del equipo de limpieza del acuario.


Los gusanos de cerdas pueden ser sedentarios o errantes, los errantes pues los veremos moverse, arrastrarse o bien nadando por el acuario, y los sedentarios son excavadores y viven en tubos.


No obstante lo anterior, no existe acuerdo sobre la utilidad de los gusanos de cerdas tratándose de los gusanos de fuego y para muchos deben eliminarse del acuario.


Tratándose de los gusanos de fuego estos tiene compuestos urticantes, tóxicos en sus cerdas para dos propósitos, para protegerse o para capturar presas. Son por igual carroñeros pero podrían usar sus cerdas urticantes para cazar pequeños organismos, incluso, algunos han señalado a los peces muy pequeños como sus víctimas cuando duermen en alguna cueva.


Algunos gusanos de la Familia Amphinomidae tienen cerdas huecas y ahí almacenan toxinas que provocan una sensación de ardor cuando por error los tocamos y de ahí su nombre de gusanos de fuego.


Recordemos que no todo gusano de cerdas es un gusano de fuego, y los que no son de fuego son útiles integrantes del equipo de limpieza. Por tanto aquí surge la pregunta obligatoria ¿Cómo reconocer cuáles son los gusanos de fuego?


Por dicha la situación no es tan complicada pues los gusanos de fuego tienen un color más intenso, son más coloridos, incluso en sus quetas o cerdas, y estas también están bien definidas como se observa en la imagen.

Gusano de fuego
Los gusano de fuego tienen las cerdas bien definidas
gusano de cerdas
Gusano de cerdas, no de fuego, sin quetas o cerdas definidas a simple vista

El gusanos de fuego no es un único tipo de gusano, aquí hablamos de más de 120 especies confirmadas de gusanos de fuego por lo que no existe una única imagen para poder describirlos a todos, pero como se aprecia de las imágenes que arriba he compartido, estos tienen sus cerdas mucho más visibles, más pronunciadas, en mayor cantidad e incluso pueden contar en la base de sus cerdas un color rojizo. Fuera de las toxinas que tienen estas cerdas también son gusanos que tienen mandíbulas.


gusano de fuego

De entre los gusanos de fuego con más mala reputación encontramos los llamados gusanos de fuego barbudos, del Caribe (Hermodice carunculata) que pueden agredir peces y corales. En la siguiente imagen, que aparece en el sitio web del museo Smithsonian, se observa un gusano Hermodice carunculata succionando un coral. Este usa sus mandíbulas para penetrar el coral, en este caso, un coral de fuego (Millepora complanata) y luego succionarlo. También hay gusanos de fuego indeseables de las especies Pherecardia, propios del océano Pacífico.

Hermodice carunculata
Hermodice carunculata

Teniendo claro que la mayoría de los gusanos de cerdas son muy importantes para el mantenimiento del acuario y que hay unos, que ya sabemos distinguir y que debemos eliminar conozcamos detalles importante para su manejo.


Tanto para gusanos de cerdas buenos o malos, debemos entender que estos se reproducirán como todo organismos, y salirse de control llegando a plaga por exceso de población y ello está intrínsecamente relacionado en función de la disponibilidad de alimentos.


Un acuario con una alta población de gusanos de cerdas significa que algo está fallando, ya sea que el acuarista está dando más alimentos de los que el ecosistema puede procesar y por tanto, se van acumulando para dar paso a una explosión de gusanos o bien, el sistema de filtración y flujos de agua no está siendo eficiente para exportar los desechos, claro está, también es posible una combinación de ambos factores.


Así las cosas debemos como acuaristas estar muy conscientes de usar en cantidad una dieta nutricional adecuada para los organismos que deseamos conservar en el acuario y evitar todo exceso de esa alimentación. La sobre alimentación no solo fomentará la multiplicación de los gusanos de cerdas sino también, una mayor presencia de compuestos nitrogenados y fosfatos que nos traerán algas indeseables como mínimo.


Debemos comprender que erróneamente para muchos acuaristas todos los gusanos de cerdas son iguales, todos son definidos como gusanos de fuego y debemos tener cuidado con la información que recibimos, de si son buenos o malos, pues como vimos sí hay diferenciación de unos y otros que no nos permite etiquetarlos a todos como malos o a todos como buenos.


Los gusanos de fuego preferentemente irán tras invertebrados, crustáceos, moluscos y corales los cuales muerden con sus mandíbulas y luego los succionan lentamente.

 
 

Ahora veamos otra parte de este tema que ya se vendrán preguntando: ¿Cómo me deshago de los gusanos de fuego?


Por supuesto la eliminación manual es válida cuando los observamos, pero debemos usar pinzas o guantes para tal propósito, sino sufriremos una buena quemadura. Si la sufren no se froten el área afectada para aliviar el dolor, coloque inmediatamente el área afectada, normalmente los dedos, en vinagre caliente y deje que las cerdas adheridas se disuelvan. Personalmente no soy de mover rocas para ir a la caza manual de estos organismos pues creo que hacemos más daño con esta acción que bien.


Otra opción es que usemos con alguna periodicidad trampas para el control poblacional, estas se pueden comprar o se pueden hacer, básicamente son pequeños contenedores con orificios de entrada donde colocamos un sebo y los gusanos en la noche irán trae el sebo. Si atrapamos un gusano que no es de fuego simplemente lo liberamos.

trampa gusanos de fuego
Trampa casera para gusanos de fuego

Tratándose del uso depredadores biológicos tenemos diferentes opciones dentro de los lábridos, como los de la familia Halichoeres o bien el gomphosus varius, cheilinus oxycephalus o el Thalassoma lutescens.


Los Dottybacks también son depredadores de los gusanos de cerdas, así como algunos camarones (America) o gambas (España) como el Stenopus hispidus o algunos Lysmata, como lo consignamos en la nota “La Lysmata seticaudata de Peter Parker” donde vemos una L. seticaudata del acuarista Peter Parker en su nano devorando un gusano de fuego.


Otro controlador biológico al que podemos apelar es el cangrejo flecha o Stenorhynchus setrcornis

Halichoeres melanurus
Halichoeres melanurus

Por supuesto aplica, como a todo controlador biológico, que así como pueden depredar organismos indeseables también pueden hacerlo con otros que son deseables, como me sucede con mi labrido melanurus que no me permite ingresar ningún camarón pues se lo comerá.


Finalmente, la prevención es fundamental, si introducimos rocas vivas deben inspeccionarse visualmente con mucho cuidado y detenimiento y por supuesto, ello no quita que las pongamos en cuarentena. Algunos acuaristas usan el agua dulce para sumergir la roca y con los segundos veremos la huída de sus refugios de los gusanos, pero con ello debemos entender que también podríamos afectar por igual una buena parte de la biodiversidad por la que damos el paso para usar la roca viva.


En resumen, los gusanos de cerdas su útiles y necesarios en el acuario marino por el rol que cumplen y no compartiría una política de cortar por lo sano, personalmente remuevo solo los gusanos de fuego cuando los observo y tengo mi labrido melanurus, así como otros para el control biológico y evito sobrealimentar.


Por el “temor” a gusanos de fuego no podría dejar de tener los otros gusanos de cerdas que con su actividad detritívora y carroñera mejoran nuestra calidad de agua y forman parte de los estratos deseables y necesarios de una buena red trófica.


La proliferación de los gusanos de cerdas, en general, en el acuario dependerá de si fomentamos las condiciones favorables: excesos de comida y ausencia de depredadores.


Tratándose de los depredadores debemos comprender que estos no cazarán a los gusanos ya adultos y ahí es donde debemos hacer un esfuerzo para no llegar a una plaga de gusanos de fuego adultos pues se nos dificultará el control de la plaga.


En su control no solo hay que trabajar sobre los gusanos visibles por las diferentes opciones ya explicadas, sino también, por medio del fortalecimiento de la red trófica para que las larvas de poliquetos terminen siendo alimento de los organismos de los primeros estratos de esa red trófica.


Si el acuario contiene pocos animales que se alimentan de larvas de gusanos de cerdas y estas larvas llegan a contar con un buen suministro de alimentos, la proliferación masiva será difícil de evitar.


En la fase larvaria los gusanos de cerdas son un rico alimento y serán consumidas fácilmente por los Dottybacks, lábridos pequeños, algunas damiselas, lysmatas e incluso por otros peces mayores omnívoros o carnívoros. Nuevamente, la ausencia de estos organismos permitirá la proliferación masiva de los gusanos de cerdas si cuentan con un buen suministro de comida.


Por supuesto, también podremos controlar su proliferación introduciendo y fortaleciendo otros organismos que ya no depredan sobre ellos, sino que compiten por los mismos recursos alimenticios, y nuevamente, la pobreza de esa diversidad de competencia fomentará la proliferación de gusanos.


Déjo fin a la nota con un video para mostrar nuevamente cómo distinguir un gusano de certas bueno y deseable de un gusano de fuego no deseable. El primer gusano que observarán en el video es un gusano de fuego y el segundo que observarán es uno de cerdas que nos es útil y deseable en el acuario.