Emergencias Costosas

Actualizado: 4 nov 2020

Hoy que estoy trasladando esta nota publicada en mi facebook a nuestro nuevo sitio web coincidió con la llegada del huracán ETA a Nicaragua, con leve efecto en Costa Rica y Honduras por lo que resulta propicio recordar las recomendaciones que esta publicación hacía en octubre de 2016.

Acuario cerrado por el huracán Matthew con la leyenda "Bombas de Aire los peces no están asustados" seguido por un número telefónico y el ícono de un pez feliz. Acuario Aquatic Jewels en Fort Lauderdale, Florida



La semana pasada y en estos días he visto en las redes sociales fotos y comentarios de como los acuaristas de la Florida se prepararon para la llegada del huracán Matthew y aun cuando en Costa Rica, prácticamente no se reciben los efectos directos de los huracanes, el tema es oportuno para revisar los protocolos que podemos implementar ante los cortes eléctricos y adicionalmente, revisar en qué condiciones tenemos nuestras instalaciones; de hecho mientras preparaba algunas ideas para esta nota el fluido eléctrico de mis casa se fue prácticamente por cinco horas y me dio tranquilidad saber que estaba preparado para ello.


Dice el viejo refrán que hombre prevenido vale por dos y en nuestro caso, acuarista prevenido salva su acuario ante fallos del fluido eléctrico pues estos llegan cuando menos se espera.


Una buena práctica que debemos introducir en nuestro pasatiempo es estar preparados para las calamidades pues tenemos una inversión económica importante en nuestros acuarios, pero, sobre todo, somos responsables del bienestar de los seres vivos que tenemos y la seguridad de nuestros hogares y nuestros seres queridos.


Cada acuarista, valorando su sistema, debe considerar cuál es el nivel adecuado de respaldo que estima es confortable para la inversión realizada y los organismos que posee.


En ausencia de información para el medio latinoamericano, les comparto que en los Estados Unidos se estima que el 38% de los acuaristas marinos reportan que en algún momento han perdido sus seres vivos por fallos en el fluido eléctrico; no obstante, si establecemos un sistema de respaldo o un protocolo de antemano, las pérdidas las podríamos reducir considerablemente.


La ausencia de fluido eléctrico, según la estabilidad del acuario, su carga biológica, temperatura, porcentaje de oxígeno disuelto, pueden derivar en pocas horas en problemas de bajos niveles de oxígeno y crear un desastre que surge como bola de nieve.


Hay otra catástrofe que puede suceder en nuestros acuarios que no solo afecta los organismos del acuario, sino también, la vida de nuestros seres queridos y el patrimonio de la familia y que igualmente puede ser prevenido, les hablo de los problemas eléctricos que pueden derivar en el incendio de nuestros hogares por cortocircuitos.


En mayo 2016, se hizo viral un video captado por las cámaras de seguridad de un hogar donde el dueño de la casa no sólo observó cómo perdía su vivienda sino también su acuario; en este caso, causado por un incendio forestal que tocó las puertas de su casa.

Fort McMurray, Alberta Canada


Pero como dijimos, también hay otros incendios que pueden ser causados por nuestra falta de cuidado en las instalaciones eléctricas.

Acuario quemado por un problema en el termostato o calentador


Otro caso de un acuarista que también pasó un buen susto en su casa:


Normalmente estas desgracias son el resultado de tres grandes causas: primero, equipos que se dañan aunado a la carencia de protocolos de mantenimiento y revisión; segundo, tomacorrientes sobrecargados de equipos y/o expuestos a humedad o zonas de peligro de agua (supongamos una regleta puesta en el piso contiguo al sump ) y tercero, cables y tuberías sin puntos de quiebre o curvas que impidan la canalización de agua que eventualmente se desliza hacia estas fuentes de electricidad.


En la falla de equipos es muy común el daño de termostatos y bombas con cables corroídos por la salinidad como resultado de la falta de mantenimiento e inspección visual periódica.






Un accesorio de bajo costo que puede llegar a ser muy útil si se da un problema eléctrico dentro del acuario es el uso de una sonda de tierra para el acuario.

Sonda Tierra para Acuario.



Esta sonda de metal que normalmente se introduce en el sump y se conecta a la tierra del sistema eléctrico de la casa por medio de un tomacorriente cercano haciendo que la electricidad que se presente en el agua del acuario busque el camino de menor resistencia y salga por esta sonda.


Otra práctica sencilla es dejarle curvas a los cables cuando los tomacorrientes están por debajo del nivel de gravedad del agua del acuario de forma tal que si el agua usa el cable para desplazarse la curva impida que el agua ingrese al toma corriente. Por otro lado, nunca colocar las regletas en el piso sino por encima del sump y distantes de él.

Colocar los cables con curva para que el goteo del agua caiga en la curva y no llegue al toma corriente



Detectores de humo: Los detectores de humo hoy día están a nuestro alcance económico, personalmente manejo dos detectores, uno en la zona del sump y otro sobre el acuario.




LAMPARAS: Es fundamental estar seguros y realizar inspecciones oculares para corroborar que las lámparas están firmemente colocadas sobre el acuario y que los brazos que las sostienen, tornillos o cables no están corroídos por la salinidad o han cedido por el peso o por el calor de la lámpara; Por otro lado, es muy normal que las lámparas de LED tengan un enchufe que alimenta la lámpara desprendible de la base de ella; este cable de enchufe en la parte próxima a la conexión con la lámpara debe contar, para mayor seguridad, con un cable acerado adicional que lo sostenga de forma independiente a la instalación propia que tiene la lámpara. Ello por dos razones; primero, por si por un descuido trabajando sobre el acuario golpeamos la lámpara y este enchufe se desprende y cae al agua donde estamos trabajando y segundo, por si la falta de mantenimiento hace que la lámpara se desprenda de su base y caiga dentro de la pecera, este cable acerado adicional podría sostener la misma o en el peor de los casos, que la lámpara caiga dentro del tanque, pero no el enchufe y por tanto se evite el circuito eléctrico dentro del el acuario.


TERMOSTATOS: El detalle más importante al que le debemos poner atención cuando usamos el termostato para calentar el acuario es el nivel del agua. El termostato debe estar ubicado donde siempre, absolutamente siempre, este sumergido; cuando un termostato queda expuesto al aire libre se vuelve muy caliente, lo suficiente para quemar el acrílico o reventar un vidrio. La desgracia puede llegar con tan solo olvidar rellenar el agua que se evapora del sump. Lo mejor es colocar el termostato en una cámara del sump diferente de donde está la bomba de retorno. El segundo elemento a tener presente es el mantenimiento y establecer un periodo de revisión visual cada cierto tiempo.


Veamos algunas fotos de tanques con buenas prácticas, ya sea que tengan poco o buen espacio para acomodar sus equipos.




Etiquetado de cables y equipo

Uso de canaletas, equipos y toma corrientes sobre el nivel del agua


Instalación separada ligeramente del sump y elevada sobre nivel del piso por derrames de agua, regletas en lo alto y lejos del agua

Canaletas, regletas y equipo sobre el nivel del agua del sump



Otra área que quisiera abordar es el de los cortes eléctricos, o fallos en la red eléctrica que alimenta nuestros hogares. Dependiendo del tiempo de su ausencia el impacto en la caída de oxígeno, estrés, caídas (ausencia del uso del termostato) o subidas (imposibilidad de uso del chiller) en la temperatura o bien, el daño de los corales por falta de iluminación por tres o más días, especialmente si tenemos SPS, nos obliga a tener un protocolo ante este tipo de emergencia.

Veamos algunas posibles soluciones:


Planta eléctrica: posiblemente la mejor solución por su capacidad para sostener prácticamente todo el acuario por largo plazo, pero a su vez es una opción de alto costo económico, máxime que, para su absoluto provecho, dada la inversión a realizar, deberíamos contar con una transferencia automática y ello eleva aún más su costo, así como el de su instalación en la casa. Si no cuenta con una transferencia automática la misma debe arrancarse manualmente con la complicación de que el fallo en el fluido eléctrico se puede dar cuando estemos fuera de la casa o dormidos y de nada valdrá la inversión que hicimos en este equipo.


UPS: El uso de UPS para equipo electrónico no es apta para sostener equipos electromecánicos, pero es una opción válida para nanos o bien, para sostener por corto tiempo algunas wavemaker modernas de bajo consumo que hay en el mercado.


INVERSOR: Esta es mi opción preferida. El uso de un inversor y cargador en conjunto con una o varias baterías de carga profunda nos permite escoger a gusto la cantidad de equipo que se quiere sostener, no hay que hacer modificaciones al sistema eléctrico de la casa y automáticamente entra en funcionamiento cuando falla el fluido eléctrico. El sistema que actualmente tengo en uso me permite tener la bomba de retorno y el wavemaker principal de mi acuario en funcionamiento por más de 20 horas continuas. El inversor convierte 12 voltios de corriente directa a 115 voltios de corriente alterna lo que nos permite, como decía, sostener todo el equipo del acuario si uno quisiera (dependerá de la cantidad de baterías en el sistema y capacidad del inversor). Al igual que una planta eléctrica, es importante tener presente que la cantidad de watts que se deseen sostener no sobrepasen el 80% de la capacidad del inversor. El hecho de que el inversor sea a su vez cargador nos permite que una vez que ha regresado el fluido eléctrico el mismo equipo cargue la batería que se desgastó.


Otros métodos que podemos usar:

En casos complicados por la ausencia de fluido eléctrico la acumulación progresiva de amoniaco podría llegar a jugar en contra, por lo que no es despreciable tener algún producto que nos ayude en su manejo; Un producto como Prime nos puede ayudar temporalmente a neutralizar por la vía química el amoniaco.

Una bomba de aire portátil operada por baterías corrientes puede ser la diferencia entre perder o salvar nuestros organismos. No siempre debemos correr a poner en operación la bomba de aire ya que podría ser una pérdida de recurso (válido para el inversor y ups) de forma innecesaria que luego podríamos estar necesitando. Nuestro sistema marino durará un tiempo en perder el oxígeno, por lo que sería también útil para estos momentos, tener un test que nos permita medir la cantidad de oxígeno disuelto que hay en el agua y según el resultado que obtengamos poner o no en operación la unidad de respaldo y maximizar así el tiempo de vida de la batería. Igualmente podemos jugar bajando un poco la temperatura del acuario ya que a mayor temperatura existe una mayor demanda de oxígeno.


Para bajar la temperatura, en casos de altas temperaturas en nuestros acuarios, misma que puede comprometer nuestros corales en primera instancia y en segunda a los peces; podemos echar mano del uso del hielo. El hielo no debe estar en contacto directo con el agua, lo que podemos hacer es aislar el hielo en una bolsa plástica o bien tener congeladas botellas platicas si sabemos que enfrentaremos días calientes. Para saber cuánto hielo debemos usar y cuánto nos durará la solución temporal al problema, lo ideal es hacer una prueba previamente para determinar la cantidad de hielo a usar cuando se dé el problema; para hacer la prueba desconectamos el chiller, si es que lo usamos, así como las luces; durante este periodo de prueba monitoreamos la temperatura y cuánto nos duró el hielo en hacerse líquido, lo ideal sería correr la prueba por unas cinco horas para saber la cantidad aproximada de hielo que requeriremos para una emergencia de esa duración.

Sin pretender se exhaustivo en el abordaje es estos temas y con el afán de dejar por lo menos la inquietud respecto de la prevención, espero que el tiempo que sacamos para preparar esta nota y ustedes en leerla haya sido de alguna utilidad.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo