top of page

El agua para el acuario marino


Acuario marino

Hoy quiero ponerle un poco de sazón al inicio del fin de semana y abordar un tema del cual siempre encontraremos opiniones divididas según la experiencia de cada acuarista.


Estoy seguro que todos en algún momento hemos recomendado o hemos participado en conversaciones en torno a qué tipo de agua usar para nuestro acuario marino, algunos dirán categóricamente que debe usar agua filtrada por RODI, otros dirán que no es absolutamente necesario, que siempre han usado agua directamente del grifo sin problema alguno y que su acuario está increíble y abran otros, principalmente que inician en el pasatiempo que ni siquiera se han percatado de que existía una discusión sobre el tópico y las razones para unas u otras posiciones.


Agua para el acuario

Personalmente creo que nadie, aunque cuente con buena calidad de agua, debería usar agua directamente del grifo pues el acuarista desconoce en qué momento su suplidor de agua puede hacer un cambio y causarle un daño al acuario, como ya lo visto en muchas historias en los foros, pero con independencia de mi opinión, me gustaría invitarlos a dejar la suya y que se dé un mejor contraste de experiencias y recomendaciones, pues al final, como ya sabemos, en este pasatiempo hay muchos caminos para llegar a Roma.


Veamos con mayor detalle el tema:


Primero, debemos de tener presente que los océanos son el medio más estable que ha tenido nuestro planeta, claro hasta que comenzamos a cagarla como humanidad tanto en tierra como en agua. Recordemos que los arrecifes han vivido en el planeta por miles de años y sus organismos se han adaptado a ese entorno marino por lo que no debemos tener la menor duda de que nuestros acuarios deben procurar una buena réplica de la calidad de agua de estos y sin cuestión alguna mantener la estabilidad de sus parámetros resulta vital.


Por otra parte, en nuestros acuarios el agua, al igual que sucede en los arrecifes naturales regula la temperatura, proporciona dióxido de carbono a las zooxantelas y macroalgas, transporta también el oxígeno y por supuesto, lleva alimento a los organismos sésiles, así como los elementos, sean macro, menores o traza.


Así que no cabe la menor duda de la importancia de la calidad agua, pero ¿hay diferencia de cuál agua usar para el acuario marino?


El agua a nuestro acuario llega por tres vías principales:


Por el relleno del agua evaporada y aquí pueden darse diferentes formas para su reposición, desde la manual que algunos podrían hacer de forma diaria hasta semanalmente y que lleva mayores oscilaciones de parámetros, principalmente en la salinidad al ser el cloruro de sodio el elemento más abundante. También el relleno del agua evaporada puede ser automática por diferentes mecanismo usando un contenedor como reservorio para hacer la reposición.

Agua para el acuario

Otra forma por la que el agua llega a nuestro acuario es por el cambio rutinario (o de emergencia) que hacemos cada semana, quincena o mes. Aquí como les he recomendado entre más joven sea el acuario lo ideal son cambios semanales y conforme el acuario se nos hace viejo los podemos ir distanciando. Los volúmenes de cambio pueden variar desde un 10% hasta un 20 o 25% según los gustos o necesidades del acuarista.

Agua para el acuario

Y la tercer forma por la que el agua llega a nuestro acuario es por medio de la suplementación de aditivos que hacemos, por ejemplo, el agua que usamos para preparar el Core7, el Balling o viene en algún producto.

Agua para el acuario

Si el acuarista quiere total tranquilidad y consistencia en la calidad del agua el único camino es filtrar de forma previa el agua por un sistema RODI, sea usando una membrana de ósmosis inversa (RO) en conjunto con la filtración por medio de resinas de intercambio iónico (DI). Para los que no conozcan de qué se trata esto les dejo AQUÍ mi podcast dónde abordo el tema.

filtro rodi acuario

El agua filtrada por RODI es el agua de mejor calidad e ideal que podemos obtener para usar en nuestro acuario marino y por tanto, nos permite construir una base de parámetros de calidad para nuestros organismos. Eso sí, no podemos dejar de medir la eficiencia de nuestra filtración RODI por medio de un lector de sólidos disueltos (TDS). Personalmente cuando el mío me marca 2 ppm ya procedo a cambiar los filtros, otros acuaristas prefieren hacerlo hasta los 3 o 4 ppm.

TDS acuario

No pongo en cuestión que en cada una de nuestras ciudades o sus países podamos tener agua de calidad directamente del grifo, incluso algunos tenemos la suerte de poder aún beberla directamente del grifo sin sentir algún sabor diferente del agua, como sería el cloro. Pero lastimosamente no todas las ciudades tienen agua de calidad para usarla directamente y si la tienen el acuarista desconoce cuando ello puede cambiar de forma permanente o por emergencia y fatalmente nos daremos cuenta cuando veamos el deterioro del acuario y dado que conservamos organismos vivos y tenemos una importante inversión económica, pues no vale la pena asumir esos riesgos.


Creo que todos somos conscientes de noticias que nos alertan sobre la contaminación que ha sufrido una fuente o toma de agua, sea en las montañas donde se capta o bien, en las aguas subterráneas. Pensemos en el caso de las aguas subterráneas que son contaminadas por combustibles, por químicos u otros productos.


Pero no solo pensemos en sustancias tóxicas, pensemos en situaciones donde por la actividad agrícola las aguas se cargan más de nitratos y fosfatos y estos terminan en el acuario.


Siendo que no existe garantía permanente de calidad en el uso del agua de grifo, directamente al acuario marino, veamos cuales podrían ser algunos problemas de su uso incluso cuando no está contaminada.


El principal problema sería que con su uso llevemos compuestos o elementos que no queremos en el acuario o bien, si los queremos pero su introducción crean un desbalance, por ejemplo, entre los que son comunes que estén presentes, sería el cloro, el manganeso, los nitratos, los fosfatos, calcio o los silicatos, sin que esta sea una lista taxativa.