Alga Coralina



Ver un acuario con rocas grises o blancas para muchos no nos es estéticamente agradable, pero más allá de esa parte estética, este hecho nos dice que el acuario aún no es consistentemente estable, que no es maduro y ello no debería ser preocupación si recién lo hemos ciclado o esta muy joven.


El alga coralina podríamos decir es el canario de las minas de carbón en nuestros acuarios, su presencia y prosperidad es un indicador de que el acuario va por buen camino, que los parámetros del acuario y la calidad del agua se comportan correctamente y que, incluso, la introducción de corales de pólipo corto ya es posible pues el acuario está manteniendo una estabilidad consistente.


Lo normal es que unos meses después el ciclado comencemos a ver pequeños parches rosados, violeta, lavanda, magenta, medios morados, pero no se extrañe si incluso los ve rojizos, azulados, verdosos o amarillentos. Su presencia será la señal de que el acuario ya tiene las condiciones par hacer viable el alga coralina.



Esta alga no solo nos aporta un valor estético, sino que amarra las estructuras dándole mayor estabilidad al aquascaping, luego cumple otro rol importante y es que donde llegue a establecerse el alga coralina no se establecen las algas indeseables ya que estas por tomar ese espacio lo defenderán de otras algas por medio de defensas químicas que evitan que otras crezcan sobre ellas.


En general las algas deseables, y por tanto nuestro invitado de hoy, el alga coralina trae buenos beneficios como competir por los recursos que requieren las algas indeseables, nos ayudan a mejorar la calidad del agua, menos nitratos, fosfatos, más oxígeno y por supuesto, ser un microhábitat para organismos pequeños como el zooplancton y otros invertebrados que las usan de refugio.


Una de las preguntas frecuentes que me llegan al blog es precisamente sobre el alga coralina y cómo lograr que ella crezca o surja en el acuario que es joven.


Como toda alga, buena o mala, si el acuario no tiene las condiciones correctas no prosperará y su llegada al acuario puede ser por accidente, o porque conscientemente las introducimos.



¿Cómo hago para tener alga coralina en el acuario?


El primer paso es introducir el alga, así como le pedimos a nuestros compañeros que nos regalen una bola de chaeto para el refugio, debemos por igual conseguir la “semilla” del alga coralina, por lo que introducir fragmentos de roca con alga coralina será suficiente, pero ya comentaré cómo podemos acelerar el proceso.


También, puede que nunca introdujeramos conscientemente la “semilla” y tengamos el alga coralina, lo más común es que llegara en el plug de un fragmento de coral o simplemente sus esporas venía en el agua de ese plug o pez que introducimos. Por supuesto que no promuevo, ni sugiero que debe usarse el agua de esas bolsas, ello nunca se debe hacer, tan solo explico de dónde pueden llegar estas algas.


Fuera de esto que he comentado veamos otras opciones que tenemos para introducirlas y desperdigarlas por todo el acuario. Puede que no quieras introducir la roca con la “semilla” por temor a alguna plaga o bien, por que buscas una opción más rápida de su presencia en el acuario, para estos casos, siempre que un o unos amigos te lo permitan, lo que puedes hacer es sacar una o algunas roca vida del acuario de esa amistad y raspar el alga coralina de la roca con una hoja de afeitar y tomar todo ese desprendimiento para llevarlo a tu acuario. Esta técnica tiene la gran ventaja de que tu amigo no pierde el alga pues pronto le volverá a crecer y te permite hacer lo mismo con las rocas de otros acuarios y hacerte de una buena variedad de algas coralinas de las que hay de muchos tipos y colores.


La forma más común de alga coralina en nuestros acuarios es la incrustante, pero también hay de tipo ramificante.



Otras pueden formar estructuras tipo plato, lo que llevó a pensar, allá por el año de 1707 de que estas algas eran un animal y no fue sino hasta 1837 que se clasificó como una planta y en 1986 se clasificó en el orden de las Corallinales o algas coralinas.


Cuando crecen como platos no es de extrañar que el acuarista novato incluso las confunda con una linda montipora.



Volviendo al tema de raspado, todo ese material que se obtiene se debe idealmente fragmentar todo lo que te sea posible, convertirlo en polvo (entre más fino mejor) y procura hacer una solución lodosa con un poco de agua del acuario previo a verterlo en un área de buen flujo. Así lograremos que las esporas se desperdiguen por todo el acuario.


Algunos acuaristas incluso licuan sus fragmentos agregando en el licuado un poco de calcio y magnesio.



Otra opción es comprar esporas embotelladas que son ofrecidas por algunas marcas de nuestro pasatiempo. Claro, según el tiempo que tengan de embotelladas, el proceso de embotellado, la forma de almacenado del productos se afectará la viabilidad de estas esporas y es por ello que los resultados pueden variar de acuario en acuario, sin siquiera valorar las condiciones propias de cada acuario.


Personalmente mi recomendación sería usar estos productos como una opción coadyuvante al raspado que les comenté, pero bueno, al final la decisión es de ustedes.


Algunos productos que sostienen ofrecer esporas embotelladas son Red Sea KH Coralline Gro, CaribSea Purple Up, Brighwell Coralline Accellerator o Coralinee Purple CX de Continuum, entre otros.


¿Cuánto tiempo demoran en crecer las algas coralinas?


Si el acuario está bien atendido, con parámetros promedio, ese cultivo que hicimos del alga coralina no tardará en dar resultados, pero hay algunas cosas que debemos observar:


Dado que, con el raspado o bien, con el uso de algún producto con esporas embotelladas las introducimos a la columna de agua es ideal apagar el skimmer, el ozono, el UV y se retiren la medias o perlón para la filtración mecánica por al menos 24 horas para permitir que estas esporas puedan asentarse y fijarse a las rocas. Los wavemaker deben seguir trabajando para esparcir las esporas por todo lado en el acuario.


Desde la introducción de las esporas pueden pasar de cuatro a ocho semanas para observar estas algas coralinas en el acuario.


Tratándose de cualquier alga el factor luz es fundamental y el alga coralina no es la excepción, a ello debemos sumarle los niveles de carbonatos, cálcico y estroncio en el acuario, estos elementos son los que mayormente determinarán la tasa de crecimiento de nuestras algas coralinas.


Recordemos que esta alga recibe precisamente su nombre por contener depósitos calcáreos dentro de sus paredes celulares, estos depósitos actúan como si fueran cemento que las adhiere a las rocas, cristales y demás equipos en el acuario.


La intensidad lumínica y espectro, así como afectan el alga zooxantela de nuestros corales y las macroalgas, también afectan al alga coralina, según la variedad de alga coralina que se desarrolle en el acuario estos factores de iluminación también cambian, pero por lo general las algas coralinas pueden crecer con poca luz, pero para que prosperen rápidamente las zonas del acuario con mayor iluminación serán las partes ideales para que estas algas se desarrollen.



Veamos algunos factores que pueden estar limitando su aparición o incluso matándola.


Cuando las algas coralinas las vemos cambiar de su agradable color a uno blanco debemos entender que se están muriendo y ello debe inmediatamente hacernos pensar que algo está sucediendo con los parámetros y calidad del agua los cuales pueden estar fuera de rango. Si no están fuera de rango deberemos pensar en un problema con el PAR y espectro de luz.


Tratándose de la salinidad mientras esté en un rango de 1.024 a 1026 estaremos en el punto dulce para el alga coralina y en caso del calcio, estroncio, yodo, magnesio, carbonatos, fosfatos y nitratos mientras el rango esté en la zona para mantener corales duros estaremos bien con las algas coralinas.


Si el fosfato está alto, por el orden de 0.1 ppm, esta alta presencia podrían inhibir la fijación de la calcita y por tanto, desacelerar su propagación.


El color del alga se da por la iluminación y la incrustación por el uso del calcio y el carbonato, así que serían los primeros elementos para revisar en caso de problemas.


Por el contrario, si no hay blanqueamiento, sino desaparición del alga coralina nuestra mirada debe voltearse a encontrar organismos culpables como podrían ser algunos cangrejos, caracoles, erizos de mar, chitones (cucarachas) y estrellas.










1433 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo