top of page

SPS A PRUEBA DE BALAS – UN COMIENZO


corales acuario
Foto Leonardo Peña
 

En Mi Arrecife tenemos el gusto de entregarles la presente nota preparada por nuestro autor invitado Leonardo Peña de Colombia.

 

No se puede cuestionar el atractivo seductor de un biotopo de arrecife, adornado con corales pétreos de pólipos pequeños (SPS). Un reluciente acuario marino dominado por una diversidad de corales pétreos puede ser una exhibición llamativa de formas de crecimiento, colores y matices vibrantes, a menudo surrealistas. Parte del encanto radica en saber que algunos de estos corales son endiabladamente difíciles de mantener en los confines de una caja de agua con soporte vital artificial. Eso Puede que no sea fácil, pero es el tipo de sistema que la mayoría de los acuaristas marinos apuntan a crear, es el epítome de la conservación de arrecifes de hoy en día.


Ahí radica el problema. Un tanque SPS próspero puede ser difícil de lograr, y para algunos acuaristas lo más imposible es mantener corales, bienvenido el desafío. Sin embargo, no todos los aficionados buscan asumir la presión de mantener delicados corales vivos, después de todo, ¿no debería ser un pasatiempo relajante?


El acuario dominado por SPS hace exigencias ineludibles, que incluyen iluminación superior, corrientes potentes y agua estable, condiciones y química. Muchos corales blandos y de pólipos grandes como los corales pétreos (LPS) son más indulgentes con requerimientos en las condiciones de luz y agua, y podrían ser los animales de elección para muchas personas, incluidos los cuidadores de arrecifes trabajando para llevar a casa esa primera colonia de Acropora.


Si el acuarista descuida un tanque SPS por incluso periodos cortos de tiempo, la salud de los corales puede sufrir una recesión rápida. Este deterioro se manifiesta en forma de mala coloración del coral o, peor aún, enfermedades misteriosas como la necrosis de los tejidos (RTN / STN), que pueden llevar a un lento declive o un alarmante deterioro de los tejidos que puede dejar una colonia muerta o agonizante en cuestión de horas. Más frustrante aún, la colonia se estrella repentinamente a pesar de lo que parece ser una calidad de agua prístina.


La afición por el mantenimiento de arrecifes ha avanzado considerablemente de años pasados, cuando los corales pétreos se consideraban prácticamente imposible de mantener, pero la verdad es que el tanque dominado por SPS sigue siendo uno de los sistemas más desafiantes de mantener en el largo plazo.


EL FACTOR DE DUREZA


Afortunadamente, es posible replicar la apariencia de un arrecife SPS clásico con selecciones de especies mucho más resistente de corales pétreos. La mayoría de las personas, cuando se les pide describir los requisitos de un sistema SPS, enumeran mucha luz, alto flujo, agua prístina y perfecta química del agua, pero en realidad sólo un pequeño subconjunto de corales, incluidas variedades frágiles como Acropora y Montipora, exigen estas elevadas condiciones.


De hecho, condiciones muy diferentes pueden funcionar con un acuario dominado por SPS. En este artículo discutiremos varias especies que pueden ser utilizadas para poblar un acuario tipo SPS que son mucho más resistente y más fácil de mantener que la delicada Acropora y algunos de los corales Montipora más sensibles.


Para hacer esto, primero veremos las formas de las colonias. Hay tres principales formas de crecimiento: colonias ramificadas, colonias incrustantes y colonias en placas. Como la mayoría de la gente conoce, las designaciones SPS y LPS que son clasificaciones no científicas creadas por el comercio de acuarios y que se refiere a tipos de coral de coral de pólipo pequeño y pólipo largo respectivamente.

TIPOS DE SPS


acuario marino
Foto Leonardo Peña

Si desea configurar un tanque SPS tradicional con corales a prueba de balas, lo primero que debe buscar son sustitutos adecuados para el tipo Acropora ramificada que son las primeras cosas que vienen a la mente cuando se quiere tener este biotipo. Afortunadamente, la ramificación no es exclusiva de la Acropora. Pocillopora, Seriatopora, Stylophora y Porites todos tienen variantes de ramificación y son significativamente más fáciles de cuidar. Pocillopora, Seriatopora y Stylophora son de la familia Pocilloporidae, y te hará aprender que tienen muchas similitudes. Los porites están en realidad en una diferente familia de corales pétreos llamado Poritidae, que también incluye Alveopora y Goniopora.


• Pocillopora: comúnmente referida como coliflor o matorral de coral, son corales de rápido crecimiento con alguna variación en los patrones de crecimiento. Pocillopora damicornis, para ejemplo, es una colonia ramificada que crece en forma de arbusto, la Pocillopora verrucosa crece espesa, en forma de maza. La mayoría de las variedades de Pocillopora son rosadas o de color verde, pero ocasionalmente se encuentra una variante amarilla. La Pocillopora se puede mantener bajo una amplia gama de agua, e incluso tolerar cierto grado de negligencia. Es uno de los pocos corales que puede desprenderse de su esqueleto cuando está estresado y recolonizar en una nueva ubicación en un proceso llamado pólipo rescate. Los acuaristas a veces ven una colonia de Pocillopora luchar y asumir que ha perecido, sólo para descubrir docenas de nuevas colonias que crecen en todo el acuario un mes después.


Iluminación para Pocillopora: Pocillopora es un excelente coral resistente en sistemas de arrecifes SPS porque tienen requisitos de iluminación modestos en comparación con la mayoría de SPS. Es totalmente posible cultivarlos en un tanque con valores de PAR que van de 50 a 100, lo que equivale aproximadamente a dos o cuatro bombillas fluorescentes T5. Para lograr la máxima coloración. Sin embargo, es posible que se requiera una luz más fuerte, dependiendo de las especies individuales de Pocillopora, ya que algunas se encuentran en aguas muy poco profundas. Aun así, Pocillopora son algunos de los SPS más versátiles: toleran una amplia gama de iluminación y condiciones mientras mantiene una coloración constante.


acuario marino
Foto Leonardo Peña

• Seriatopora, o corales nido de pájaro, forman uno de las más reconocibles colonias de SPS. Ellos crecen en ramas densamente compactas que terminan en puntas afiladas. Este es uno de los corales SPS de más rápido crecimiento. Es posible hacer crecer una bola del tamaño de una toronja de nido de pájaro de un fragmento de 1 pulgada (2,5 cm) dentro seis meses. El color de las Seriatoporas varía de una especie a otra y según las condiciones bajo las cuales ellos están creciendo. Una variedad en particular, cuando crece bajo poca luz, se vuelve púrpura y pólipos verdes y piel amarilla; cuando se mantiene bajo una iluminación brillante todas las ramificaciones de la colonia pasan a un rosa brillante sin rastro de púrpura, verde o amarillo.


Un requisito de cuidado esencial es el flujo de agua, dado que requiere un flujo fuerte debido a el patrón de crecimiento y la densidad de sus ramas. Como la colonia aumenta de tamaño, cada vez menos el agua circula hasta la mitad de la colonia. Es común en los sistemas de flujo más bajo empezar a notar en el medio de la colonia que se empieza a morir, además es común notar también que a flujos mas fuertes como todo coral tiende a desarrollar una ramificación mas gruesa y menores flujos ramificaciones más delgadas y débiles.


Consejos para el cuidado de Seriatopora: es posible cultivar colonias sanas de Seriatopora bajo modestas condiciones de iluminación. A diferencia de la Pocillopora, sin embargo, Seriatopora puede desarrollar tremendamente diferentes coloración basada en la cantidad y espectro de luz proporcionada. Uno puede encontrar que una colonia en particular tiene la coloración más deseable cuando proporciona poca luz, mientras que otro se ve mejor bajo mucha luz. Ambas coloraciones son indicativas de una colonia nido de pájaro saludable siempre que el coral continúe creciendo.


Corales acuario
Foto Leonardo Peña

• Stylophora comúnmente conocida como Coral de pata de gato, forma una colonia ramificada de crecimiento lento. Se parecen mucho a la Pocillopora, pero las ramas tienden a tener más puntas redondeadas y el espaciado de los pólipos parece más uniforme en comparación con la Pocillopora y la Stylophora y crece más lentamente que la Pocillopora o la Seriatopora.