Redox o ORP en el Acuario – Parte I: Introducción.

Actualizado: 21 ene



Entender el REDOX, para algunos ORP (potencial redox, potencial de oxidación o potencial de reducción de la oxidación) no es sencillo, y por supuesto, explicarlo de forma fácil me supone un reto, pero comprendido lo que es por el acuarista se abre una ventana que nos hace pasar de un mantenimiento básico en el acuario a uno, que diría yo, es avanzado. Es un scanner para leer que algo pasa y actuar.


Al final de esta nota les comparto un video donde con más detalle y tiempo del que permite esta propuesta trato de explicarlo.


En el redox hay dos conceptos fundamentales y opuestos, pero ambos muy necesarios: Oxidación por un lado y Reducción por otro. En la siguiente nota, pues esta es tan solo una introducción, ambos serán explicados a fondo.


Conforme la ciencia avanza cada día entendemos de mejor manera la relevancia para la vida y la salud de los organismos, incluidos nosotros, sobre lo que impactan estos dos conceptos y cómo entendiéndolos nos ayudan a tratar mejor nuestros peces, corales y el acuario como un todo.

ORP Redox acuario
Oxidación pérdida de electrón / Reducción ganancia de electrón

El redox técnicamente, y lo veremos adelante de forma práctica, es la capacidad de perder de un electrón por una molécula, un átomo o un ión y, por otro lado, la de ganar de un electrón por una molécula, un átomo o un ión.


Sin esa capacidad de ganar electrones muchos minerales no podrían ser absorbidos y por tanto, asimilados adecuadamente por los organismos.


Para nuestro caso, como acuaristas el redox representa la capacidad de oxidación que tiene nuestra agua para oxidar tanta materia orgánica como tengamos. Recordemos que la oxidación es una reacción que sufren la materia con el oxígeno y en nuestro caso será esa materia orgánica que tenemos en el agua del acuario.


La materia orgánica en el agua de nuestros acuarios está formada principalmente, pero no exclusivamente, por el moco generado por los corales, por las heces de nuestros organismos, principalmente de los peces, por comida no consumida y por las muertes que se dan desde peces, invertebrados, algas, etc.


Toda esta materia orgánica tarde o temprano se descompondrá, pero para que ello suceda el oxigeno es esencial, cuanto más oxígeno o menos oxígeno, más o menos oxidación tendremos. Ese proceso de descomposición, aunque no lo dimensionemos consume muchísimo oxígeno, y a mayor cantidad de materia orgánica que se acumule en el acuario por una pobre filtración, el oxígeno se vuelve muy relevante para su desintegración.


Al final de esta descomposición, por el ciclo de nitrógeno y la oxidación que causan nuestras bacterias terminamos con nuestros nitratos. Las bacterias lograron descomponer la materia orgánica usando oxígeno para oxidarla.


La pregunta ahora es: ¿puedo tener buenas y malas tasas de oxidación?


Respuesta corta sí, y si mi tasa de oxidación no es buena nuestro acuario, nuestro ecosistema no será eficiente manejando la materia orgánica que se forma y ello impacta directamente en la calidad de agua en que mantenemos nuestros organismos.


En la medida que nuestra agua, con su carga de oxígeno pueda oxidar la materia orgánica, mejor calidad de agua tendremos, pues se podrá, de manera más eficiente manejar y procesar esa materia para eliminarla de nuestro ecosistema cerrado e impactar en la mejor salud de los inquilinos del acuario.


Por tanto, el oxigeno es un potente oxidante y como tal también debemos cuidar que no esté presente en exceso pues nuestros peces, corales, invertebrados, macroalgas, zooxantelas, etc. también son materia orgánica y pueden sufrir lesiones o entrar en un estrés por excesiva oxidación.


Entre más limpio de materia orgánica este un acuario su poder oxidante será muy alto pues está disponible fuertemente su poder oxidativo y entre más materia orgánica exista en el acuario el poder oxidante está limitado pues está comprometido trabajando en ese exceso de materia presente.

 
 

¿Qué quiere decir esto cuando vemos la lectura de nuestra sonda de ORP o Redox?


Un alto redox nos dice que el acuario tiene un agua muy limpia y entre más limpia este el ORP será mayor, pero ello puede llegar a un punto donde no es bueno, pues como explique nuestros peces, corales, cangrejos, estrellas, algas, etc. son materia orgánica que también se dañará por ese poder oxidativo o se estresará por el.

Hacia el otro extremo, un valor bajo significa agua muy “sucia”, muy “contaminada” de desechos y que la oxidación no es suficiente para mejorar esa calidad de agua.


Un redox superior a los 650 milivoltios (mV) ya puede comenzar a matar bacterias, buenas y malas y por ello, por ejemplo, en las piscinas se usa el cloro para subir el redox y matar las bacterias que existan en el agua, pero un redox bajo también nos dice muchas cosas que podría estar pasando en el acuario y que son perjudiciales.


Ambos extremos no son buenos para la correcta salud de los organismos del acuario.


Personalmente procuro que mi redox se mantenga en un ideal de entre 350 a 450 milivoltios (mV), aunque es aceptable aún desde 250 a 470 mV. Por encima de los 470 mV los tejidos podrían iniciar a sufrir oxidación conforme siga subiendo, nuestros organismos podrían iniciar a sufrir por estrés oxidativo y por debajo de 300 mV el potencial para mayor cantidad de algas indeseables comienza a aumentar conforme más bajo se haga, así como por supuesto la calidad de agua deteriorada para que vivan los peces, corales y demás inquilinos del acuario. 250 mV o menos aumenta la posibilidad de más cianobacterias.


Variaciones inter-día de 25 a 75 mV son normales y no deberían preocuparnos, pero si los valores no regresan a su rango a los días o a la semana es señal de que debemos buscar una causa, es señal de que algo está sucediendo y ello se constituye en una alerta temprana de que si no tomamos acciones algo importante se puede estar “cocinando” en el acuario, por tanto, es un buen termómetro para conocer la calidad de nuestro mantenimiento, nos dice si estamos o no aprobando la nota de nuestro "examen" de mantenimiento al acuario.


También es normal que un acuario nuevo que no ha desarrollado una madurez en sus colonias de bacterias no alcance los 350 mV por lo que tampoco debemos preocuparnos.


El valor concreto, que al momento nos da la sonda, nos dice el particular instante de la lucha de oxidantes y reductores y no debería hacernos reaccionar, lo que debemos mirar y que nos debe hacer reaccionar es el comportamiento histórico de esos datos pues no dice que tan bueno o malo es nuestro sistema para mantener una buena o mala calidad de agua de forma sostenida y permanente.


El dato que nos da la lectura del redox es sensible a variaciones de pH, luz, dióxido de carbono, temperatura, alimentación y como sabemos estas variaciones son normales en nuestros acuario y por ello no podemos limitar el orp a un tema exclusivo de oxigeno como veremos próximamente.


El oxigeno, aunque es un oxidante por excelencia en nuestro acuario, no es el único también lo son el ozono que podemos usar, así como el iodo, el flúor, el bromo, el hierro férrico, por citar algunos.


Tener un redox aceptable en nuestro acuario significa que el agua tiene el mejor potencial para descomponer la materia orgánica y darnos calidad de agua, significa que nuestro acuario tiene la capacidad de tratar o procesar la disolución de materiales biológicos como los desechos, no solo las heces de los peces, o alimentos no consumidos, sino todos los subproductos desechados por los corales como su moco, organismos muertos, etc.


También un buen redox significa que lograremos aguas más cristalinas con mejor penetración de luz y todo lo que de ello se deriva.


Pero, y nuevamente, pero, en nuestros acuarios existe una lucha permanente, continua, una guerra sin fin entre agentes reductores y oxidantes que hacen que el redox esté o no esté en ese rango deseado y de ello nos ocuparemos en la siguiente publicación sin perder de vista que tanto son fundamentales los oxidantes como los reductores para estar en un redox adecuado para nuestro acuario.


Sin reductores nuestros oxidantes se podrían disparar y llevarnos a aguas sumamente limpias, sumamente oxidantes, así que, reductores como el ácido nítrico son necesarios para mantener nuestros inquilinos del acuario con buena salud.


Este tema continuará...


1425 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo