Por qué algunos corales son más coloridos que otros

Actualizado: 4 nov 2020


Buenas tardes amigos arreciferos, espero que sus acuarios estén mejor que nunca. Me encontré esta interesante nota que quiero compartir con ustedes haciendo un resumen y traducción libre de la misma. Para quienes deseen leer la nota original en inglés les dejo el enlace al final.

El color sorprendente de los corales atrae a muchos buzos al mundo de los arrecifes, pero, para los científicos que estudian los corales, un misterio siempre ha permanecido. Al nadar sobre un arrecife, uno con frecuencia encuentra un coral coloreado brillantemente que contrasta con sus contiguos de la misma especie ¿por qué sucede esa variación si son de la misma especie y están en el mismo ambiente?

Conforme esta investigación que les comparto, los científicos a cargo de ella ahora tienen la respuesta, las investigaciones realizadas en el Laboratorio de Corales de Arrecife de la Universidad de Sothampton han permitido que los colores de los corales aparezcan bajo una nueva luz: Los pigmentos protectores que son sus bloqueadores solares nos explican cómo los corales se pueden adaptar al estrés ambiental. (Estos resultados han sido publicados en la revista científica Melecular Ecology para el que guste consultarlos) El concepto ecológico subyacente, no necesariamente se restringe a los pigmentos del coral, pero puede ayudar a explicar cómo las especies de coral responden a los cambios de las condiciones ambientales.

CORALES BRILLANTES, INCANDECENTES. El color café, el color oscuro de muchos corales es causado por los pigmentos fotosintéticos de las plantas microscópicas que viven en una asociación simbiótica con ellos (zooxantela). La mayoría de colores verdes, rojos, azules, morados son producto o resultado de pigmentos proteínicos.

Bajo luz ultravioleta o azul algunos pigmentos de los corales brillan de colores verde o rojo bajo el fenómeno físico llamado fluorescencia. Durante este proceso, la luz de un color distinta es captada o absorbida por ciertas partículas y es re emitida bajo un color diferente. El mismo proceso físico de la fluorescencia que es responsable que observemos los colores neón en los marcadores para subrayar libros o en la ropa usada para ser visible en la noche.

Color fluorescente verde y el rojo de coral Staghorn, Acropora Millepora. Crédito de fotografía Wiedenmann / D´Angelo

En las aguas poco profundas los colores más llamativos de los corales son los rosados, morados y azules. Ahora bien, en aguas más profundas que rondan los siete metros, estos colores tienden a opacarse ya que su brillo depende del reflejo de la luz roja. A esa profundidad domina la luz azul, la fluorescencia verde y la roja de algunos corales los hace destacar del fondo gris azulado.

La mejor forma de observar en ese ambiente la fluorescencia es con focos que emitan luz azul y tengan un filtro especial que la enmascare a las condiciones de poca luz. Usando este equipo, los corales fluorescentes hacen que el buceo nocturno sea una gran aventura psicodélica.

POR QUÉ LOS CORALES SON TAN COLORIDOS Algunos corales aumentan la producción de sus pigmentos proteínicos que generan el color cuando están expuestos a la luz solar más intensa. Los humanos se broncean y los corales se vuelven más coloridos (creando su propio bloqueador solar)

La investigación encontró que las proteínas rosadas y moradas actúan como protectores solares para los corales al eliminar componentes ligeros sustanciales que de otro modo podrían volverse dañinos para las algas que están alojadas en sus tejidos (zooxantela). Los corales dependen de estas plantas microscópicas a su vez también dependientes de luz ya que estas proporcionan una cantidad sustancial de alimentos para estos corales.

Cromoproteínas moradas en los márgenes del crecimiento de una Montipora. Crédito de fotografía: Wiedenmann / D´Angelo

Producto de la investigación lograron explicar por qué algunos corales acumulan cantidades excepcionalmente altas de pigmentos coloridos en las áreas de crecimiento como son las puntas de los corales o cerca de lesiones que tengan. De acuerdo con la investigación estas áreas esencialmente no contienen algas simbióticas y por ello gran parte de la luz se refleja en el esqueleto del coral blanco en lugar de ser utilizada por las algas en su proceso fotosintético.

Estos incrementos de intensidad de luz en las nuevas partes del coral representan un peligro potencial para la zooxantela que necesitan colonizar estas áreas. Ante esta situación los corales usan un truco ingenioso para ayudar a la zooxantela. A mayor intensidad de luz se provoca que se activen unos genes (cromoproteínas) que son responsables de la producción de los pigmentos de protección solar.


Acropora que muestras colores azules como respuesta a un corte mecánico. Créditos de fotografía Wiedenmann / D'Angelo

Señalan los investigadores que los resultados sugieren que el efecto de sombreado que causan los pigmentos de protección solar que se activan en esa zona podrían ayudar a que la zooxantela ingrese de nuevo al tejido y vuelva a crear la relación simbiótica necesaria en esa zona. Una vez que la población de zooxantela está completamente establecida, los niveles de luz en el tejido disminuyen a medida que estas algas usan la mayor parte de la luz para su proceso de fotosíntesis. Como resultado, los genes de las cromoproteínas se desconectan nuevamente, lo que permite que el coral ahorre la energía requerida para su producción.

El aumento del crecimiento se asocia con la cicatrización de heridas y la neutralización de organismos potencialmente peligrosos sobre creciéndolos. El aumento en la pigmentación relacionado con el crecimiento también puede explicar los colores brillantes de los corales en las áreas donde estos animales han sido dañados o están luchando con otros organismos que se posan en su superficie o en su esqueleto.

ADIVINANDO COLORES No obstante, los resultados de estas investigaciones, de los avances en la comprensión de las funciones de los pigmentos del coral, todavía no sabemos por qué los corales de una misma especie pueden mostrar colores tan diferentes entre sí, incluso estando uno al lado del otro en su entorno natural.


Ejemplo de lo anterior son estas Stylophora Pistillata, una color purpura y otra beige. Crédito de fotografía Wiedenmann / D´Angelo

Para estos investigadores surge una pregunta desafiante. Si la producción de los pigmentos se desencadena por la intensidad de la luz ¿por qué no todos los corales tienen los mismos colores cuando están expuestos al mismo ambiente de luz? Y si estos pigmentos ayudan a la supervivencia actuando como protector solar ¿por qué los corales en aguas poco profundas no siempre son tan coloridos?

Señalan estos científicos que su investigación explica el marco genético que resulta en las diferencias dramáticas en los corales. Descubrieron que, en lugar de utilizar un solo gen para controlar la producción de pigmentos protectores solares, los corales usan copias múltiples del mismo gen.

Estos genes en efecto responden a la luz, pero no todos ellos, así que es el número o cantidad presente de estos genes activos lo que es importante, y esto varía entre coral y coral de la misma especie. Dependiendo de cuántos genes están activos en el coral, ese coral particular se volverá más o menos colorido, aun cuando esté expuesto a las mismas condiciones de luz.

No obstante, esta mejora de protección que ofrecen los pigmentos bloqueadores del sol les cuesta a los corales una gran cantidad de energía que es desviada del crecimiento o la reproducción del coral. Por tanto, una coloración brillante en un coral puede que no sea una buena inversión para que estos sean instalados en partes sombrías de los arrecifes. Esta variación genética asegura que algunos corales dentro de su población estén bien protegidos y que puedan sobrevivir mejor en condiciones estresantes. Otros que están menos protegidos en cambio pueden invertir su energía en procesos que podrían ayudarlos a tener éxito en hábitats con menos estrés de luz. Estas son probablemente las fuerzas impulsoras que mantienen múltiples variantes de color en los corales en un juego por la sobrevivencia.

El resultante polimorfismo de colores hace que le sea más fácil a las especies de coral habitar en nichos más ecológicos en un arrecife. Nosotros deberíamos apoyar los esfuerzos de los corales al resguardándolos de otras formas de estrés de las que ellos no son capaces de manejar por si solos como lo son el calentamiento de las aguas, la contaminación la sedimentación, la sobre pesca, enriquecimiento de nutrientes, por nombrar algunos. Además de compartirles el enlace de la nota original también les dejo este video sobre la investigación.


Nota original la pueden consultar aquí

187 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo