top of page

El Moco del Coral: Descubriendo sus secretos

El mundo submarino es un lugar de maravillas y misterios, hogar de una diversidad de vida que rivaliza con la de las selvas tropicales más densas. Entre las criaturas más fascinantes y vitales de este reino submarino se encuentran los corales, organismos coloniales que construyen arrecifes que sirven como hogar para una multitud de especies marinas y que a su vez nos atraparon y llevaron a tener un microcosmos de ellos en nuestros hogares.

Moco  del coral

Sin embargo, estos arrecifes de coral, como sabemos, no son solo estructuras de carbonato de calcio vivientes; son ecosistemas vibrantes y complejos que dependen de una delicada simbiosis entre los corales y una variedad de microorganismos que no podemos reducir solo a las zooxantelas.


En el corazón de esta simbiosis se encuentra una sustancia pegajosa, babosa y a menudo ignorada en nuestro pasatiempo: el moco del coral. Algo más que un escudo invisible para los corales.


El moco del coral, a pesar de su nombre poco atractivo, es fundamental para la salud y supervivencia de los corales. Este moco, producido por las células de los corales, cumple una variedad de funciones esenciales, desde la alimentación, sí desde alimentar al coral hasta la protección contra enfermedades, todo un escudo invisible.


En el entorno controlado de un acuario de arrecife, el moco de coral adquiere una importancia aún mayor, ya que los corales dependen de él para adaptarse a un ambiente que puede ser muy diferente de su hábitat natural y que por ser un ecosistema cerrado podría estar en oscilación constante de parámetros.


Estudios recientes han demostrado que la salud de los corales la podemos determinar por la calidad de sus moco ¿No sería genial que algún día podamos hacer esos análisis en nuestras casas y prever con tiempo algún problema que los afectará?


De momento no lo podemos hacer, lo que sí podemos hacer es comprender cuán importante es el moco del coral, cómo nuestras prácticas lo pueden afectar y cómo lo podemos usar como un bioindicador.



El Acuario de Arrecife: Un Microcosmos de los Ecosistemas de Arrecifes de Coral

baba del coral

Un acuario de arrecife es mucho más que un simple tanque de agua con corales. Es un microcosmos, una réplica en miniatura de los ecosistemas de arrecifes de coral que se encuentran en los océanos del mundo. Al igual que en los arrecifes de coral naturales, los corales en nuestros acuarios viven en simbiosis con una variedad de microorganismos, incluyendo bacterias, algas y otros pequeños organismos. Esta comunidad de vida, conocida como el microbioma del coral, juega un papel crucial en la salud y supervivencia de los corales. Si desean conocer más sobre el microbioma del coral, al final de la nota les dejo tres adicionales para que comprendan perfectamente su rol e importancia.


En un acuario de arrecife, los corales están expuestos a una variedad de condiciones ambientales que pueden variar significativamente de las de su hábitat natural. Estas condiciones incluyen la temperatura del agua, la salinidad, el pH y los niveles de nutrientes, exceso o déficit de elementos mayores, menores o trazas, todos los cuales pueden fluctuar debido a factores como la iluminación, la filtración, consumo de elementos, madurez del acuario, contaminación, alimentación, etc. Estas fluctuaciones pueden tener un impacto significativo en la salud de los corales y en la composición y función de su microbioma.


Moco del coral

El Moco de los Corales: Más que una baba


El moco del coral es una sustancia pegajosa y gelatinosa producida por las células de los corales. Aunque puede parecer poco atractivo, este moco es vital para la supervivencia de los corales. Cumple con una serie de funciones esenciales, desde la alimentación hasta la protección contra enfermedades, como veremos en detalle.


Una de las principales funciones del moco del coral es la alimentación, algo extraordinariamente valioso para un organismo que no puede desplazarse. Los corales son animales filtradores, lo que significa que se alimentan de pequeñas partículas suspendidas en el agua. El moco del coral atrapa estas partículas, que luego son transportadas a la boca del coral para ser consumidas. En nuestros acuarios, donde la disponibilidad de alimentos es limitada, respecto de la de los arrecifes naturales y ello hace a esta función del moco del coral aún más importante para nosotros.


El moco de coral también juega un papel crucial en la protección de los corales contra enfermedades. Actúa como una barrera física, impidiendo que los patógenos y parásitos penetren en el tejido del coral. Además, el moco de coral contiene una variedad de compuestos antimicrobianos que pueden matar o inhibir el crecimiento de los patógenos. En un acuario de arrecife, donde los corales pueden estar más expuestos a enfermedades debido a la proximidad de otros corales y organismos, así como a las fluctuaciones que apuntamos y a los desafíos propios del pasatiempo, esta función del moco del coral es vital.


Además, el moco del coral juega un papel en la regulación del microbioma del coral. Alberga una comunidad de microorganismos, incluyendo bacterias, algas y otros pequeños organismos, que viven en simbiosis con el coral. Estos microorganismos ayudan a los corales a digerir los alimentos, producir nutrientes esenciales y protegerse contra las enfermedades. En nuestros acuarios, donde las condiciones ambientales pueden fluctuar, el moco de coral ayuda a mantener la estabilidad del microbioma del coral, lo que a su vez ayuda a mantener la salud del coral.


Es por ello, como he dicho en notas anteriores y videos, el “pedigrí” del coral importa. No es lo mismo adquirir un coral de un Acuaristas que conoce lo que hace, de uno cuyo acuario pasa con problemas, pues al final, todo ello se traslada para bien o mal al coral que adquirimos. El moco del coral es mucho más que una baba. Es una sustancia vital que juega un papel crucial en la alimentación, la protección y la regulación del microbioma de los corales.


En el entorno controlado de un acuario de arrecife, estas funciones del moco del coral son especialmente importantes. En la medida que lo comprendamos y apreciemos, solo entonces podremos cuidar adecuadamente de nuestros corales.


Moco del coral

Descripción del Moco de Coral


El moco de coral es producido por las células de los corales y se compone de una mezcla de proteínas, carbohidratos y lípidos. Básicamente azúcares-proteínas (mucina), polisacáridos y lípidos. La mucina es una glicoproteína que forma la base del moco en la mayoría de los animales. En los corales, la mucina ayuda a formar una barrera protectora contra los patógenos y también facilita la captura de alimentos.


Los polisacáridos en el moco de coral, que son cadenas largas de moléculas de azúcar, también desempeñan un papel en la protección y alimentación de los corales. Estos polisacáridos pueden ayudar a atrapar partículas de alimento en el agua, que luego son transportadas a la boca del coral para su ingestión. Además, los polisacáridos pueden ayudar a formar una barrera física que protege al coral de los patógenos.


Los lípidos, o grasas, en el moco de coral también son importantes para la salud del coral. Estos lípidos pueden proporcionar una fuente de energía para el coral y también pueden ayudar a repeler el agua, lo que puede ser útil para proteger al coral de la desecación durante las mareas bajas.


Además de estos componentes, el moco de coral también puede contener una variedad de otros compuestos, incluyendo aminoácidos, enzimas, y compuestos que pueden ayudar a proteger al coral de la radiación ultravioleta. Por ejemplo, el moco de coral contiene aminoácidos tipo micosporina que pueden absorber la luz UV, lo que puede proteger a los corales de la fuerte luz UV.


El moco del coral es una sustancia dinámica que se renueva constantemente. Los corales producen moco de forma continua y por ello son una de las fuentes más importante de carbono orgánico en el acuario, pero la cantidad y composición del moco pueden variar en función de una serie de factores, incluyendo las condiciones ambientales, el estado de salud del coral y la presencia de posibles amenazas. El moco se separa comúnmente por la diferencia de tamaño desde una perspectiva cuantitativa, es decir, Materia Orgánica Particulada (POC, por sus siglas en inglés) y Materia Orgánica Disuelta (DOC, por sus siglas en inglés).

Moco coralino
Resumen de la tasa de liberación de DOC (carbono orgánico disuelto) y POC (carbono orgánico particulado) por los corales

Función del Moco de Coral en los Corales


El moco del coral cumple una serie de funciones esenciales que contribuyen a la supervivencia de los corales. Estas funciones incluyen la alimentación, la protección contra enfermedades y parásitos, de limpieza de arena que les cae encima y la facilitación de la comunicación y la cooperación entre los corales y otros organismos.


Una de las principales funciones del moco del coral es la alimentación. Los corales son animales filtradores como he señalado y ello implica que se alimentan de pequeñas partículas suspendidas en el agua. El moco del coral atrapa estas partículas, que luego son transportadas a la boca del coral para ser consumidas por medio de movimientos ciliares. Las presas atrapadas pueden ser tan pequeñas como bacterias hasta el zooplancton más pequeño. De hecho, investigadores han encontrado que los corales, incluyendo el moco de coral y las bacterias asociadas, eliminan selectivamente y promueven el crecimiento de picoplancton (bacterias y arqueas planctónicas)


Además, el moco del coral también sirve como una vía de excreción para la materia orgánica excesiva. Los corales liberan aproximadamente la mitad de los productos fotosintéticos (materia orgánica) proporcionados por las zooxantelas, en el agua en forma de moco y ello hace que el moco sea apetecido por otros organismos marinos como fuente de alimento. Por ejemplo, algunos peces mariposa aprovechan el moco del coral que es rico en energía como fuente de alimento primaria.


Moco coralino
El moco podemos verlo como fluidos, cuerdas, telarañas o láminas

El moco del coral también juega un papel crucial en la protección de los corales. Actúa como una barrera física, impidiendo que los patógenos y parásitos penetren en el tejido del coral. Además, el moco del coral contiene una variedad de compuestos antimicrobianos que pueden matar o inhibir el crecimiento de los patógenos. Esta función es vital en nuestros acuarios, donde los corales pueden estar más expuestos a más enfermedades debido a la proximidad de otros corales, organismos y prácticas como Acuaristas, tanto en el mantenimiento correcto del acuario como por la introducción de corales de cualquier Acuaristas o tienda sin pasar por protocolos de cuarentena o conocer el historial del acuario de dónde proviene la pieza.


El moco del coral juega un papel vital en la supervivencia y la salud de los corales. Este moco, que es liberado por los corales, especialmente cuando están estresados, hecho que conoce todo Acuaristas cuando fragmenta corales, sirve como una defensa contra la desecación. En condiciones de marea extremadamente baja, los corales pueden quedar expuestos al aire, experimentando altas temperaturas y sequedad bajo la luz solar intensa. En respuesta a estas condiciones, los corales liberan una gran cantidad de moco, que actúa como una capa protectora, manteniendo la humedad y permitiéndoles resistir estas condiciones ambientales severas.



moco coralino

Además de su papel en la protección contra la desecación, el moco del coral también se libera bajo condiciones sumergidas por varias razones. En general, los corales liberan moco bajo condiciones de estrés, como defensa contra la bioincrustación, patógenos, radiación UV, sedimentación o contaminantes. Incluso ante los cambios de las corrientes de agua y de temperatura o salinidad. Así que llegar a conocer nuestros corales nos permite conocer cuándo tienen algún problema, pues si observamos una mayor liberación de moco debemos sospechar en la existencia de un problema en ciernes.


Gracias a las investigaciones se sabe que el moco del coral contiene una variedad de compuestos químicos, incluyendo especies reactivas de oxígeno (ROS) como el superóxido proveniente del coral y la zooxantela. Bajo condiciones normales, el superóxido juega un papel importante en la señalización celular, la reproducción y la reparación de tejidos. Sin embargo, un exceso de superóxido intracelular, producido en respuesta a un estrés repentino, puede llevar a la descomposición del ADN y otras biomoléculas, y finalmente resultar en la muerte del coral. Por lo tanto, en ciertas situaciones de estrés, el moco del coral puede volverse tóxico para el propio coral debido a la acumulación de compuestos dañinos como el superóxido y la alteración de las relaciones simbióticas que son esenciales para la supervivencia del coral.


El moco del coral facilita la comunicación y la cooperación entre los corales y otros organismos. Alberga una comunidad de microorganismos que viven en simbiosis con el coral. Estos microorganismos ayudan a los corales a digerir los alimentos, producir nutrientes esenciales y protegerse contra las enfermedades. En nuestros acuarios, donde las condiciones ambientales pueden fluctuar, el moco del coral ayuda a mantener la estabilidad de esta comunidad microbiana, lo que a su vez ayuda a mantener la salud del coral.


Como ya apunté, el moco del coral contiene aminoácidos similares a la micosporina que pueden absorber la luz UV, lo que protege a los corales de la luz UV que hoy encontramos en muchas lámparas o pantallas para nuestros acuarios y que se incorporan para fomentar los pigmentos fluorescentes del coral.


El moco del coral también ya ha sido reconocido como un nuevo bioindicador para monitorear el estrés relacionado con los sedimentos en los corales, según un estudio realizado por el Instituto de Ciencias Marinas de Australia Occidental (WAMSI). Los corales producen más moco, especialmente cuando están expuestos niveles de sedimentos, por ejemplo limos y arena. En este sentido el moco no sólo sirve como una barrera física, protegiendo al coral de los sedimentos, sino que también tiene una función de autolimpieza muy importante. El coral puede producir toda una la lámina de moco, que atrapa el sedimento. Luego, el coral elimina esta lámina de moco cargada de sedimentos, exponiendo de nuevo la colonia limpia y libre de sedimentos.


Moco coralino

Este proceso se puede comparar con un estornudo humano, donde el cuerpo utiliza moco para eliminar la materia extraña. Los investigadores observaron que los corales expuestos a mayores cargas de sedimentos producían más láminas de moco. Este hecho se observó tanto en investigaciones de campo como en experimentos en laboratorio. Durante estos experimentos, los fragmentos de coral fueron expuestos a diferentes cantidades de sedimentos bajo condiciones controladas. Los resultados confirmaron las observaciones de campo: los corales expuestos a mayores cargas de sedimentos producían más láminas de moco.


La presencia de moco, por lo tanto, puede ser utilizada como un bioindicador en el monitoreo de los arrecifes y por supuesto de nuestros corales. Es un indicador visual del estrés en los corales. Por ejemplo, los cambios en la cantidad o la calidad del moco de coral pueden indicar cambios en la salud del coral, como el inicio de una enfermedad o una respuesta al estrés ambiental de nuestros acuarios.


Por todo lo explicado, el moco del coral no solo alimenta a los corales, sino que también juega un papel vital en su protección y supervivencia.


Microbioma de los Corales: Una Comunidad en el Moco


Los corales, como hemos apuntado, más allá de su belleza, que hace tenerlos en nuestras casas y su papel en la construcción de los arrecifes de coral, son también el hogar de una comunidad diversa y compleja de microorganismos conocida como el microbioma de los corales y para no ser muy extensos en este punto, pues el microbioma lo explico en detalle en las notas que se comparten al final de la nota, son una comunidad microbiana que vive en y sobre los corales, jugando un papel crucial en la salud y supervivencia de los corales. Y en el corazón de esta comunidad microbiana se encuentra nuestra sustancia pegajosa, el moco del coral.


Explicación del Microbioma de los Corales y su Relación con el Moco de Coral


El microbioma de los corales se compone de una variedad de microorganismos, incluyendo bacterias, algas, hongos y virus. Estos microorganismos viven en simbiosis con los corales, lo que significa que ambos, los corales y los microorganismos, se benefician de su relación. Los microorganismos ayudan a los corales a digerir los alimentos, producir nutrientes esenciales y protegerse contra las enfermedades. A cambio, los corales proporcionan a los microorganismos un lugar para vivir y una fuente de nutrientes.


El moco del coral juega un papel crucial en esta simbiosis. Sirve como un hogar para los microorganismos, proporcionándoles un lugar donde pueden vivir y reproducirse. Además, el moco del coral contiene una variedad de nutrientes que los microorganismos pueden utilizar para crecer y multiplicarse. Por lo tanto, el moco del coral no solo protege a los corales, sino que también facilita la simbiosis entre los corales y su microbioma.


moco coralino
Moco Laminar

Cómo el Microbioma en el Acuario de Arrecife puede ser Diferente del de los Corales en su Hábitat Natural


En nuestros acuario de arrecife, las condiciones ambientales pueden ser muy diferentes de las del hábitat natural de los corales en el océano. Estas diferencias pueden tener un impacto significativo en el microbioma de los corales.

Por ejemplo, la temperatura, la salinidad y los niveles de nutrientes en un acuario fluctúan mucho más que en el océano. Estas fluctuaciones pueden alterar la composición del microbioma de los corales, favoreciendo a algunos microorganismos sobre otros. (enseñanza al margen de la nota, siempre procurar estabilidad y consistencia de parámetros en el tiempo para nuestros acuarios).


Además, los corales en un acuario de arrecife pueden estar expuestos a una variedad de productos químicos, contaminantes y déficits o excesos de elementos mayores, menores o trazas que no están presentes, o no lo están en esas cantidades en su hábitat natural, lo que también puede afectar a su microbioma.


Además, los corales en un acuario pueden estar más expuestos a enfermedades y parásitos que los corales en el océano como ya lo he explicado y ello aumenta la importancia de los microorganismos que ayudan a los corales a resistir estas amenazas. Así las cosas debemos entender que el moco de coral en nuestros acuarios es el que contiene la mayor proporción de estos microorganismos protectores y por tanto, a menor moco o producción de este, menos microorganismos protectores tiene el coral.


Cómo estas Oscilaciones pueden Afectar la Producción y Función del Moco del Coral


Las oscilaciones ambientales en un acuario de arrecife pueden tener un impacto significativo en la producción y función del moco de coral.


Las fluctuaciones de temperatura pueden afectar la producción de moco del coral, ya que las células de los corales que producen el moco son sensibles a la temperatura. Las temperaturas demasiado altas o bajas pueden reducir la producción de moco, lo que puede dejar a los corales más vulnerables a las enfermedades y otros factores de estrés.


Las fluctuaciones en la salinidad pueden afectar la función del moco del coral, ya que el moco de coral contiene una variedad de compuestos que son sensibles a los cambios en la salinidad. Por ejemplo, los cambios en la salinidad pueden afectar la viscosidad del moco, lo que puede afectar su capacidad para atrapar partículas de alimento y actuar como una barrera contra los patógenos.


Las fluctuaciones en el pH pueden afectar tanto la producción como la función del moco del coral. Por ejemplo, los cambios en el pH pueden afectar la capacidad de las células de los corales para producir moco. Además, los cambios en el pH pueden afectar la composición química del moco, lo que puede afectar su capacidad para actuar como una barrera contra los patógenos y proporcionar nutrientes a los microorganismos que viven en el moco.


Las fluctuaciones en los niveles de nutrientes pueden afectar la producción de moco del coral, ya que la producción de moco requiere energía y nutrientes. Por ejemplo, los niveles bajos de nutrientes pueden limitar la producción de moco, mientras que los niveles altos de nutrientes pueden promover la producción de moco. Sin embargo, los niveles altos de nutrientes también pueden promover el crecimiento de microorganismos patógenos en el moco, lo que puede poner en riesgo la salud de los corales.


el moco coralino como bioindicador

La Importancia de Monitorear y Mantener la Salud del Moco de Coral en el Acuario de Arrecife


Habiendo aprendido la importancia del moco del coral es crucial monitorear y mantener la salud del moco del coral en nuestros acuario. ¿Cómo hacerlo?


La forma más simple y práctica es observando cuidadosamente nuestros corales, como el buen padre de familia que llega a conocer cuando sus hijos están enfermos o tristes sin necesidad de preguntarles. Debemos detectar cualquier cambio en la cantidad o apariencia de su moco. Si notamos cualquier cambio, este puede ser una señal de que tus corales están estresados o enfermos y debemos hacer una investigación más a fondo, sin descartar recurrir a herramientas con un ICP o un N DOC.


También debemos revisar si nuestros corales están bien alimentados, que los patrones de flujo de agua no cambiaran o los estén afectando.


Reflexiones Finales


Los corales son una de las maravillas más impresionantes de la naturaleza, creando arrecifes que son hogar de una diversidad asombrosa de vida marina. Sin embargo, los corales están bajo una amenaza creciente debido al cambio climático y otros factores humanos, y en nuestros hogares, a las oscilaciones propias de un ecosistema cerrado y el aprendizaje del Acuaristas. En este contexto, el moco del coral emerge no solo como una sustancia fascinante, sino como un componente vital para la supervivencia de los corales.


Espero que a lo largo de esta nota quedara clara la importancia del moco del coral en la salud de los corales y el manejo en los acuarios de arrecife.



Referencias

  1. "Biogeochemistry of Coral Mucus." Woods Hole Oceanographic Institution. Disponible en: https://www2.whoi.edu/site/repetagroup/projects/bgc-of-coral-mucus/

  2. "Coral mucus fuels the sponge loop in warm- and cold-water coral reef ecosystems." Nature. Disponible en: https://www.nature.com/articles/ismej20169

  3. "Coral Mucus is a Hot Spot for Viral Infections." NCBI. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6497039/

  4. "Coral Mucus: An Overview." Reef Builders. Disponible en: https://reefbuilders.com/2016/10/17/coral-mucus-picoplankton/

  5. "The Role of Coral Mucus 101." Ryota Nakajima. Disponible en: https://ryotanakajima.com/coral-reefs/the-role-of-coral-mucus-101

  6. "Sneezing Corals: Mucous Sheets and Sediment Exposure." Australian Institute of Marine Science. Disponible en: https://www.aims.gov.au/information-centre/news-and-stories/sneezing-corals-mucous-sheets-and-sediment-exposure

  7. "The role of coral mucus in the material flux of reef ecosystems." Science Direct. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1470160X17300869

  8. "The role of mucus in coral larval settlement." Science Direct. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0022098111003510

  9. "The Secret Life of Corals: Snot, Slime and Disease." Frontiers for Young Minds. Disponible en: https://kids.frontiersin.org/articles/10.3389/frym.2020.527874

  10. “Symbiosis on the Reef: Healthy Relationships Under Stress” American Society for Microbiology shttps://asm.org/Magazine/2022/Spring/symbiosis-coral-reef-relationships-under-stress


373 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page