Plagas y pestes


maricultura corales

De niño me gustaba acompañar a mi abuelo a retirar su pensión al banco, pues sabía que habría una parada oficial en la heladería o en alguna confitería, y para mi hoy esa confitería se trasladó a la tienda preferida de nuestro pasatiempo. Estoy seguro de que no soy el único que se siente así cuando visita una tienda que recién a recibido un nuevo pedido de corales o peces, sin duda queremos llevarnos muchos de esos peces o corales a nuestra casa.


Tanto es así, que no por nada, en los grupos de Facebook y WhatsApp sobran las bromas y memes de lo que le decimos a nuestras esposas:“Me lo gané en un rifa”, “estaba a mitad de precio” o “me lo vendio un amigo a precio casi regalado porque ya no lo quería”, claro, también están los acuaristas más estratégicos que se ponen de acuerdo con el dueño de la tienda para que les de una factura por un precio irrisorio, por si hay que recurrir a la prueba. En fin, las estrategias pueden ser muchas por que sin duda la tienda es nuestra dulcería.


Pero, así como agregar un nuevo pez o un coral supone una gran alegría que siempre nos emociona e ilusiona, traerlos implica por igual la posibilidad de introducir desagradables organismos que también pueden ser muy ingeniosos para pasar desapercibidos y pueden ser responsables de grandes estragos en nuestros acuarios, por citar algunos clientes frecuentes: ich, velvet, nudibranquios que comen montiporas, AEFW, pulgas rojas, planarias, esporas de bryopsis, etc.


Dado que no vivimos en un mundo ideal o en una burbuja libre de problemas, con esta nota procuraré compartir algunas ideas, medidas preventivas, protocolos o rutinas que podemos implementar y ayudarnos a gestionar de mejor manera potenciales problemas.


Mejor prevenir que lamentar


Como bien dijo uno de los fundadores de los Estados Unidos, Benjamin Franklin, “una onza de prevención vale tanto como una libra de curación” (16 onzas = 1 libra)


La cuarentena de peces y corales no es responsabilidad de las tiendas, aunque ellos las deben de hacer, es por mucho responsabilidad del acuarista hacer una correcta cuarentena, para los que gusten profundizar sobre el tema de la cuarentena los invito a leer nuestra nota “La cuarentena y su protocolo


Haciendo algo tan simple como una cuarentena no sólo se fortalece nuestros organismos para lo que tendrán que enfrentar en el acuario, sino que gracias a ella podemos evitar que se diseminen pestes y plagas que podemos pagar con la vida de nuestros organismos ya establecidos y de paso perder cuantiosas inversiones económicas.

muerte de peces acuario marino

Conozco muchos acuaristas que han tenido que desarmar hermosos acuarios o ver perder increíbles colecciones de corales por el brote de una plaga no controlado por falta de cuarentena.


Quienes coleccionamos ciertos corales sabemos lo importante que es hacer una buena cuarentena, sabemos lo que es encontrarse un problema de plaga en la cuarentena y pensar en la desgracias que hubiera sido esa plaga en el acuario principal y por supuesto, cuando las encontramos a tiempo, recordamos el gran valor que tiene la cuarentena y lo contrario nos lamentamos profundamente por no haberla hecho así que los invito a leer nota sobre la cuarentena y su protocolo que les he compartido.


Los baños o los dipeos

Otro recurso muy importante es el baño profiláctico, sea para peces o para corales. Personalmente no ingreso ningún pez a cuarentena si no pasa por su respectivo baño en agua dulce o bien, como lo hacen otros acuarista, con un baño con algún producto principalmente algún desparasitante. Para los que quieran conocer cómo hacer un baño en agua dulce les dejo el siguiente video que aborda el tema a partir del minuto 55 con 40 segundos.


Tratándose de los corales recomendaría un baño con un producto como el Bayer Advanced Complete Insect Killer pues tiene la ventaja que actúa sobre el sistema nervioso central del organismo que es plaga y no afecta al coral dado que no tienen sistema nervioso central. Para los que gusten usarlo, deben usar guantes y como para cualquier manipulación de corales, anteojos protectores por una eventual lesión con algún fluido.

La dosis es 25 mililitros del producto por cada 500 mililitros de agua y dejar el coral en baño por 15 minutos y con frecuencia debemos con una pipeta de cocina estar “soplando” el coral.

baño corales, dip corales

Eso sí, debemos tener claro que este producto sirve solo para ese propósito, no para prevenir una infección por una lesión durante el transporte del coral, que en el caso de una euphyllia podría derivar en jalea café.



inspección corales

Para los que ya tienen un poco de más experiencia y saben qué plagas buscar y prefieren no hacer baños para no estresar a los corales, como es mi caso, les podemos dar una inspeccionarlos de previo a su ingreso con un microscopio de 50 X o más, que ronda los cuarenta dólares y que incluso podemos conectar a nuestro celular como hice con el video que les comparto y repetir la rutina unas dos veces más cada cinco días.



La intención de hacerle un baño al coral puede procurar dos propósitos, el primero ya mencionado, prevenir una infección como resultado de una lesión que sufra el coral durante el transporte, algo que principalmente que aplica para los corales que son cultivados en granjas de maricultura in situ.

maricultura corales

Para los casos de lesiones durante el transporte la mejor opción es un baño en una solución con yodo ya que este actúa como desinfectante y puede prevenir una buena serie de enfermedades de los corales, la dosis a usar será la que recomiende el producto adquirido.


El segundo propósito del baño es atacar propiamente la plaga de bichos, de parásitos que puedan venir en el coral o en sus bases, para este caso podemos usar el producto Bayer que les decía o bien usar otros que están en el mercado como Coral Rx, Revive de Two Little Fishies, KoralMD de Brightwell, The Dip de Fauna Marin, Pro-Coral de Tropic Marin, Reef Dip de Seachem, etc.


Indistintamente del producto que usemos para el baño este no se reduce a hacerle una inmersión al coral por un X tiempo, sumergir el coral en el baño no es suficiente, el coral debe ser soplado con una pipeta, con una pequeña cabeza de poder, con una jeringa para hacerle chorros de agua o bien hacer una agitación que le hagamos con nuestras manos para desprender las plagas.


Como muchos ya saben, no todos lo bichos, plagas o parásitos son igual de resistentes, unos se caen fácilmente en el baño y otros son sumamente resistentes a casi cualquier baño, como las AEFW y luego está el caso de los huevos de las plagas que casi siempre, por no decir siempre, sobreviven al baño y por ello debemos repetir el baños cada 5 a 7 días, por al menos tres veces o bien, hasta no observar la plaga, lastimosamente, entre más baños reciba un coral más alta es la posibilidad de que el coral se estrese o reaccione negativamente a los baños y lo podamos perder.


También debemos comprender, que así como las personas tenemos diferentes resistencias para enfermarnos o no, los corales también tienen diferentes umbrales de tolerancia, y el baño con un X producto puede no afectar el coral, pero con otro producto sí, por ejemplo, he visto a algunas acroporas que se resienten mucho con Coral RX y otras con Revive. Dado esto es que prefiero el uso del baño con Bayer que es más noble para los corales.

 
 

La observación

Estando ya el coral en la cuarentena la observación diaria o frecuente es fundamental, no solo inspeccionando el mismo en los periodos de luz, sino también en la oscuridad, para lo cual una linterna con luz roja es un buen recurso pues esta longitud de espectro es menos invasiva, también la observación no solo consiste en buscar una plaga, sino ver si el coral se abre, se extiende de forma natural pues el no hacerlo, fuera de un problema de calidad de agua, podría indicar también la presencia de una plaga que no hemos observado.


La capacidad de observación y aprendizaje del acuarista es sin duda un gran aliado en esta etapa. Ese aprendizaje y experiencia que gana el acuarista con el paso del tiempo hace que encontrar problemas sea más fácil y se hagan más evidentes. Por ejemplo, quien a pasado por una plaga de nudibranquios que comen montiporas difícilmente olvidará los signos que deja plaga y no le costará en el futuro volver a identificarla.


Durante esa cuarentena y observación diaria no solo buscaremos por pestes, sino que ese tiempo nos permitirá también erradicar las algas indeseables que puedan venir en el plug o base del coral, inicialmente como esporas, o bien, tal vez no sean algas indeseables, pero son algas que queremos evitar por lo que por igual podemos eliminarlas o cepillarlas.


No podemos ser ingenuos y pensar que no sufriremos algún problema de plagas o pestes a pesar de las guías anteriores. Con mis años en esto las historias son muchas y en algún momento las sufriremos a pesar de nuestros esfuerzos por evitarlas, pero sin duda ser diligente, hacer cuarentena y dar observación diaria son medidas muy importantes para atajar la mayoría de los problemas y de paso aprovechar para levantar la salud de los organismos al vivir libre de agresiones o bulling por parte de otros organismos.


Dado por tanto, que algo se nos puede pasar durante la cuarentena, es por igual importante tener en nuestros acuarios organismos utilitarios que nos ayuden con un control biológico.


El Control Biológico

En la prevención y control de pestes y plagas debemos comprender el gran valor utilitario que tienen ciertos organismos que va más allá de su valor estético, dado que el tema es sumamente amplio para desarrollarlo, si incluimos las algas indeseables, me voy a limitar a una reseña de peces que pueden ser muy funcionales para el control de bichos o pestes que pueden ser un dolor de cabeza para nuestros corales cuando se salen de control. Por supuesto que también hay invertebrados que son grandes aliados pero ellos serán objeto de una nota posterior.


Desde la perspectiva general mi recomendación es tener un equipo variado de especies de peces depredadores de estos organismos, pues todos tienen sus pros y contras. Para un mejor trabajo en el control de esas plagas en un acuario con corales podemos pensar en mariposas, labridos, damiselas, peces pipa, dragones, peces hoja o blenidos.


Veamos algunos de ellos a los que tal vez no se les ha dedicado mayor atención cuando los comparamos con los labridos que si han sido desarrollados con mayor frecuencia en amplias notas que podemos encontrar en la Internet.


Los damiselas, a las cuales ya les dimos una nota en este blog, mayormente por el lado del temperamento no tan social con otros peces, son una opción para el control de pestes, más que hay especies idóneas, como la damisela Springer's (Chrysiptera Springeri) que son adecuadas para el acuario de arrecife y lo apunto por experiencia pues mantengo una sin ningún tipo de problema.

damisela Springer's

Esta damisela es un buen integrante para esa diversidad de peces utilitarios que comentaba, ya que, a diferencia de los labridos que cesan su actividad con las luces apagadas esta damisela puede seguir ejerciendo, en ausencia de iluminación, el control de plagas. Es muy buena manteniendo a raya planarias, las MEFW, las planarias rojas e incluso algunos las reportan como buenas controladoras de la AEFW.


Personalmente creo que hace un gran trabajo acabando plagas al mejor estilo de un labrido melanurus o seis líneas. Para mayor información sobre las damiselas los invito a leer nuestra nota sobre ellas aquí.


En general las damiselas del género Chrysiptera cumplirán con ese propósito de buenos controladores biológicos, pero de las más sociables es la Springeri.


pez pipa cara de dragon
Pez pipa cara de dragón

Otro buen aliado para acuarios pequeños o sin fuertes corrientes de agua son los peces pipa, como el cara de dragón o el messmate, ambos del género Corythoichthys que pueden ayudarnos en el control de plagas como pulgas rojas, pulgas negras que son crustáceos pequeñísimos que a simple vista no son siempre visibles y otras como las AEFW que también afectan nuestros corales duros. Estos peces pipa son extraordinarios controladores de plagas sumamente pequeñas, casi microscópicas.


red bugs, pulgas rojas, Tegastes acroporanus
Tegastes acroporanus - Pulgas rojas o red bugs

Quienes han tenido problemas de pulgas rojas o red bugs (Tegastes acroporanus) saben lo difícil que es su erradicación con baños y que la mejor solución no siempre está al alcance de todas la personas (uso del desparasitante de perros Interceptor cuyo ingrediente activo es la Milbemicina oxima que por ser una droga no es de fácil acceso). En Los casos de pulgas rojas, negras y otras plagas casi microscópicas los peces pipas son extraordinarios controladores siempre que el acuario no tenga fuertes corrientes que les impidan o limiten su desplazamiento pues como buenos familiares de los caballitos de mar no son buenos nadadores.



Chelmon rostratus

Dentro de la familia de las mariposas sin duda alguna la mariposa bandas de cobre, Chelmon rostratus, es la preferida para un acuario de arrecife dado que las otras mariposas entrañan un riesgo para los pólipos de los corales.


La mariposa de banda de cobre es una buena opción para resolver plagas de anémonas majano o aiptasias que dada su rápida multiplicación, resistencia y concentración de nematocistos urticantes pueden ser un problema en el acuario. Dado que estos organismos indeseables pueden aparecer en cualquier parte del acuario su eliminación manual no siempre es factible, por lo que recurrir a camarones pimienta, nudibranquios berghia constituye una buena posibilidad, pero no siempre, pues podemos tener otros organismos que hacen imposible tener los anteriores, como en mi caso con el labrido melanurus que devoraría cualquier camarón, gamba o nudibranquio bergia que ingrese. Para estos casos la mariposa de bandas de cobre es una opción para acuarios maduros y para acuaristas con experiencia dado que su cuido y mantenimiento no es siempre fácil. Para los que gusten conocer más afondo el Chelmon rostratus pueden ver la nota “Chelmon rostratus: Una elección responsable


Otros peces que nos podrían ayudar en el control de las aiptasias son los peces hoja come aiptasis (Acreichthys tomentosus) aunque suelen ser toda una lotería respecto de nuestro acuario de arrecife pues así como pueden no tocar los pólipos del coral, puede hacerlo no más ingresando o con el tiempo y por supuesto, puede que tampoco toque las aiptasias.

Acreichthys tomentosus, filefish


Otra opción sería el Molly Miller Blenny del caribe, Scartella cristata, que podría decir es un pez desapercibido o no muy apreciado por los acuaristas. Este pez puede ser muy poli funcional, no solo puede ayudarnos al control de algas indeseables y acumulación de detritos sino también, en el control de aiptasias y cianobacterias.