top of page

Algas filamentosas


Quién no haya sufrido con las algas de pelo o filamentosas no es de este mundo!.


Estas algas fuera de darnos un dolor de cabeza, restarle belleza estética al acuario nos dicen que tenemos un problema de fondo, un manejo no adecuado de exportación/captura de nutrientes o de flujo de agua que deja zonas muertas.


Estaría casi seguro en decir que son de los problemas comunes por los que el acuarista pide ayuda para su eliminación, en mi caso no hay semana que no reciba una consulta sobre el particular por lo que espero que esta nota pueda ayudarle a muchos acuaristas.


El alga filamentosa o de pelo cuando se sale de control puede incluso causar ahogamiento en los corales e incluso en otros invertebrados sésiles. Lastimosamente no todo animal puede pastar de esta alga para resolver el problema prontamente y los que pueden ser muy buenos eliminandola, como el ermitaño paguritta gracillipes tienen un pero y es que no nos ayudan mayor cosa a resolver el inconveniente. Por ejemplo este ermitaño que les cito acostumbra vivir en el coral y solo se limita a limpiar el alga derbesia de la puerta de su casa y ello nos obliga a buscar múltiples combinaciones de acciones para eliminar esta plaga.

paguritta gracillipes
paguritta gracillipes

De ordinario, por mi experiencia estas algas son más comunes en acuarios jóvenes que en los maduros por varias razones, el acuario maduro tiene una estabilidad que no tiene el acuario joven, el acuario maduro tiene una mayor diversidad de organismos que el acuario joven, lo cual implica una mayor competencia de organismos por los recursos y por cuanto el acuario maduro supone, en tesis de principio, que hay un acuarista con mayor experiencia que actúa antes de tiempo para evitar los problemas.


En el acuario joven todo es nuevo, por tanto, aplica la regla de que primero en llegar primero en conquistar.


Bajo este concepto el alga lo que hace es buscar un nicho disponible y tomarlo lo más pronto posible antes de que sea ocupado por otro organismo y la razón por la que sucede esto es muy simple, tan pronto ha colonizado masivamente un área o nicho, ella consumirá los recursos que otra alga ocupará para reproducirse y al no tenerlos, la que ha logrado la mayor colonización tendrá la mejor oportunidad de sobrevivir y mantener su dominio por la consecución de los recursos.


Así que si el alga no encuentra mayor competencia por el espacio y los recursos se propagara rápidamente. Fomentar el alga coralina para que tome espacios ayudará para que estos a futuro no sean tomados por otras algas o bien, siguiendo este principio podemos introducir un alga o macro alga (que luego sea más fácil de manejar manualmente o por otros controladores biológicos) para que compita con el alga de pelo o filamentosa en la lucha por los recursos y el espacio.


Un alga recomendada para dar esta competencia es la Botryocladia pseudodichotoma ya que es fácil de remover posteriormente desde la base sin dejar fragmentos en el acuario y cualquier rebrote de esta será lento y de igual forma, fácil de controlar.

Botryocladia pseudodichotoma
Botryocladia pseudodichotoma

En un acuario cuando se conjugan las condiciones idóneas para estas algas filamentosas, como serían espectro de luz, nutrientes no consumidos, disponibilidad de espacio no conquistado por otros organismos (corales, alga coralina) y sin amenaza de herbívoros y falta de un buen equipo de limpieza que consuman detritos y desechos, hace que las algas se desarrollen con mucha rapidez, más como señalé en el acuario joven.


Con un acuario maduro esas condiciones se ven limitadas y es menos probable tener dolores de cabeza por estas algas.



Las algas a diferencia de los pastos marinos no desarrollan hojas, raíces o tallos, aunque pueden realizar funciones similares. Anatómicamente no tienen nada que ver con los órganos de las plantas superiores. Eso sí, como si fuera una planta se alimentan de la fotosíntesis, necesitan por tanto luz, dióxido de carbono y ciertos minerales para crecer de forma próspera.


Dado sus diferentes pigmentos de color que pueden tener las algas filamentosas estas las podemos apreciar desde verdes, marrones o incluso rojizas.


A pesar de que en nuestro pasatiempo las referimos como algas filamentosas o de pelo este nombre puede encerrar una amplia variedad de algas de similar apariencia.


De las más comunes y frecuentes en nuestros acuarios tenemos las Bryopsis (sea la B. pennata o la B. plumosa) y la derbesia sp.


Aunque menú es mucho más amplio de algas indeseables cuando sumamos otras no filamentosas que podemos llegar a observar y que también son molestas como las diatomeas, la cyanobacteria (que propiamente no es un alga y en la cual tenemos variedades un tanto diferentes como la lyngbya y calothrix), algas verdes por película de microalgas, tapetes algales verdes (green turf algae), valonias, botryocladia algo similar a la valonia pero roja, lobophoras, dinoflagelados (propiamente no son un alga), gelidium que es otra alga tapete color rojizo, la callithamnio y la asparagopsis taxiformis que también son rojizas, la cladophoropsis que es como un tipo de alambre verde, la dicyota que es un alga café con ciertos tonos azules y la chondria por citar algunas de ese gran abanico que es dominado por tipos de diatomeas, cianobacterias y algas verdes.


Todas estas tienen en común que consumen nutrientes disueltos, agua y luz para crecer.


En nuestros acuarios lo queramos o no siempre vamos a tener excesos de subproductos metabólicos como el nitrato, fosfatos, materia orgánica disuelta en el agua, habrá azúcares, aminoácidos (nitrógeno y carbono), etc, como resultado del metabolismo de nuestros peces y corales, todos estos serán fuente de nutrientes para unas u otras algas.


Tener un acuario estable va más allá de pensar en números estables y consistentes de parámetros, también implica tener una pirámide alimenticia estable y equilibrada iniciando con su base donde tenemos una abundancia de organismos que viven por sí mismos, autótrofos y que por supuesto incluyen las algas partiendo desde el microfitoplancton, diatomeas, dinoflagelados hasta llegar a la parte superior de la pirámide con sus depredadores.


Con el surgimiento de las algas microscópicas en el acuario también surgen los otros organismos, también microscópicos y no tan microscópicos que mantienen limpias las rocas y el sustrato del acuario y por ello soy partícipe de un ciclado profundo del acuario como lo referencio en este podcast a partir del minuto 17:30.


Conforme se va formando esa base de la pirámide debemos ir agregando los organismos de las siguientes gradas o niveles hasta llegar a aquellos depredadores mayores que podemos tener en el acuario y que dan balance y equilibrio a la pirámide alimenticia.


La mejor medicina sin duda alguna es la prevención, pero cuando ya tenemos el problema ¿cómo podemos combatir la plaga del alga filamentosa o de pelo?


Para resolver el problema podemos emplear dos técnicas, una que buscaría la inanición, sea regular o cortar los alimentos que están quedando disponibles para estas algas indeseables y la otra vía sería por el uso de algún producto químico.


Bajo la primer opción debemos corregir y limitar los nitratos y fosfatos disponibles que seguramente estarán fuera de rango. Manualmente debemos retirar toda el alga posible cuidando particularmente para el caso de la bryopsis que no queden fragmentos libres en el agua para evitar colonias nuevas. El retiro manual es importante pues si el alga muere en el acuario regresará el f