Algas filamentosas


Quién no haya sufrido con las algas de pelo o filamentosas no es de este mundo!.


Estas algas fuera de darnos un dolor de cabeza, restarle belleza estética al acuario nos dicen que tenemos un problema de fondo, un manejo no adecuado de exportación/captura de nutrientes o de flujo de agua que deja zonas muertas.


Estaría casi seguro en decir que son de los problemas comunes por los que el acuarista pide ayuda para su eliminación, en mi caso no hay semana que no reciba una consulta sobre el particular por lo que espero que esta nota pueda ayudarle a muchos acuaristas.


El alga filamentosa o de pelo cuando se sale de control puede incluso causar ahogamiento en los corales e incluso en otros invertebrados sésiles. Lastimosamente no todo animal puede pastar de esta alga para resolver el problema prontamente y los que pueden ser muy buenos eliminandola, como el ermitaño paguritta gracillipes tienen un pero y es que no nos ayudan mayor cosa a resolver el inconveniente. Por ejemplo este ermitaño que les cito acostumbra vivir en el coral y solo se limita a limpiar el alga derbesia de la puerta de su casa y ello nos obliga a buscar múltiples combinaciones de acciones para eliminar esta plaga.

paguritta gracillipes
paguritta gracillipes

De ordinario, por mi experiencia estas algas son más comunes en acuarios jóvenes que en los maduros por varias razones, el acuario maduro tiene una estabilidad que no tiene el acuario joven, el acuario maduro tiene una mayor diversidad de organismos que el acuario joven, lo cual implica una mayor competencia de organismos por los recursos y por cuanto el acuario maduro supone, en tesis de principio, que hay un acuarista con mayor experiencia que actúa antes de tiempo para evitar los problemas.


En el acuario joven todo es nuevo, por tanto, aplica la regla de que primero en llegar primero en conquistar.


Bajo este concepto el alga lo que hace es buscar un nicho disponible y tomarlo lo más pronto posible antes de que sea ocupado por otro organismo y la razón por la que sucede esto es muy simple, tan pronto ha colonizado masivamente un área o nicho, ella consumirá los recursos que otra alga ocupará para reproducirse y al no tenerlos, la que ha logrado la mayor colonización tendrá la mejor oportunidad de sobrevivir y mantener su dominio por la consecución de los recursos.


Así que si el alga no encuentra mayor competencia por el espacio y los recursos se propagara rápidamente. Fomentar el alga coralina para que tome espacios ayudará para que estos a futuro no sean tomados por otras algas o bien, siguiendo este principio podemos introducir un alga o macro alga (que luego sea más fácil de manejar manualmente o por otros controladores biológicos) para que compita con el alga de pelo o filamentosa en la lucha por los recursos y el espacio.


Un alga recomendada para dar esta competencia es la Botryocladia pseudodichotoma ya que es fácil de remover posteriormente desde la base sin dejar fragmentos en el acuario y cualquier rebrote de esta será lento y de igual forma, fácil de controlar.

Botryocladia pseudodichotoma
Botryocladia pseudodichotoma

En un acuario cuando se conjugan las condiciones idóneas para estas algas filamentosas, como serían espectro de luz, nutrientes no consumidos, disponibilidad de espacio no conquistado por otros organismos (corales, alga coralina) y sin amenaza de herbívoros y falta de un buen equipo de limpieza que consuman detritos y desechos, hace que las algas se desarrollen con mucha rapidez, más como señalé en el acuario joven.


Con un acuario maduro esas condiciones se ven limitadas y es menos probable tener dolores de cabeza por estas algas.



Las algas a diferencia de los pastos marinos no desarrollan hojas, raíces o tallos, aunque pueden realizar funciones similares. Anatómicamente no tienen nada que ver con los órganos de las plantas superiores. Eso sí, como si fuera una planta se alimentan de la fotosíntesis, necesitan por tanto luz, dióxido de carbono y ciertos minerales para crecer de forma próspera.


Dado sus diferentes pigmentos de color que pueden tener las algas filamentosas estas las podemos apreciar desde verdes, marrones o incluso rojizas.


A pesar de que en nuestro pasatiempo las referimos como algas filamentosas o de pelo este nombre puede encerrar una amplia variedad de algas de similar apariencia.


De las más comunes y frecuentes en nuestros acuarios tenemos las Bryopsis (sea la B. pennata o la B. plumosa) y la derbesia sp.


Aunque menú es mucho más amplio de algas indeseables cuando sumamos otras no filamentosas que podemos llegar a observar y que también son molestas como las diatomeas, la cyanobacteria (que propiamente no es un alga y en la cual tenemos variedades un tanto diferentes como la lyngbya y calothrix), algas verdes por película de microalgas, tapetes algales verdes (green turf algae), valonias, botryocladia algo similar a la valonia pero roja, lobophoras, dinoflagelados (propiamente no son un alga), gelidium que es otra alga tapete color rojizo, la callithamnio y la asparagopsis taxiformis que también son rojizas, la cladophoropsis que es como un tipo de alambre verde, la dicyota que es un alga café con ciertos tonos azules y la chondria por citar algunas de ese gran abanico que es dominado por tipos de diatomeas, cianobacterias y algas verdes.


Todas estas tienen en común que consumen nutrientes disueltos, agua y luz para crecer.


En nuestros acuarios lo queramos o no siempre vamos a tener excesos de subproductos metabólicos como el nitrato, fosfatos, materia orgánica disuelta en el agua, habrá azúcares, aminoácidos (nitrógeno y carbono), etc, como resultado del metabolismo de nuestros peces y corales, todos estos serán fuente de nutrientes para unas u otras algas.


Tener un acuario estable va más allá de pensar en números estables y consistentes de parámetros, también implica tener una pirámide alimenticia estable y equilibrada iniciando con su base donde tenemos una abundancia de organismos que viven por sí mismos, autótrofos y que por supuesto incluyen las algas partiendo desde el microfitoplancton, diatomeas, dinoflagelados hasta llegar a la parte superior de la pirámide con sus depredadores.


Con el surgimiento de las algas microscópicas en el acuario también surgen los otros organismos, también microscópicos y no tan microscópicos que mantienen limpias las rocas y el sustrato del acuario y por ello soy partícipe de un ciclado profundo del acuario como lo referencio en este podcast a partir del minuto 17:30.


Conforme se va formando esa base de la pirámide debemos ir agregando los organismos de las siguientes gradas o niveles hasta llegar a aquellos depredadores mayores que podemos tener en el acuario y que dan balance y equilibrio a la pirámide alimenticia.


La mejor medicina sin duda alguna es la prevención, pero cuando ya tenemos el problema ¿cómo podemos combatir la plaga del alga filamentosa o de pelo?


Para resolver el problema podemos emplear dos técnicas, una que buscaría la inanición, sea regular o cortar los alimentos que están quedando disponibles para estas algas indeseables y la otra vía sería por el uso de algún producto químico.


Bajo la primer opción debemos corregir y limitar los nitratos y fosfatos disponibles que seguramente estarán fuera de rango. Manualmente debemos retirar toda el alga posible cuidando particularmente para el caso de la bryopsis que no queden fragmentos libres en el agua para evitar colonias nuevas. El retiro manual es importante pues si el alga muere en el acuario regresará el fosfato y nitrato que ha capturado, además si la estamos combatiendo por la introducción de otra alga como la Botryocladia pseudodichotoma la poda es necesaria para restarle la competencia al alga filamentosa.


Si se trata de acuarios jóvenes debemos comprender que la materia orgánica de la roca muerta ingresada liberará nutrientes que aprovecharán las algas, pero a su vez estos se capturan y consumen se agotará su fuente para crecer siempre se hayamos sido cuidadosos en limitar la aparición de más fosfato y nitrato disponible en la columna de agua. Procurar mantener los fosfatos entre 0.02 y 0.06 ppm y los nitratos en 2 y 4 ppm sería una buena práctica.


alga bryopsis
Alga Bryopsis

En esta etapa no solo debemos controlar el exceso de nitratos y fosfatos sino tener una buena circulación de agua que lleve los compuestos orgánicos disueltos (DOC), así como las partículas orgánicas disueltas (PON) a la filtración mecánica, sea para que queden atrapadas en las medias o bien exportadas por el skimmer y no se acumulen en la arena y rocas.


No obstante del control de fosfatos y nitratos, pueden existir casos, que aún nos falta por entender de mejor forma donde aún teniendo nitratos y fosfatos casi indetectables o en cero tenemos problemas de algas (claro descartando el uso de un test mal aplicado o vencido).


Normalmente estos casos se dan porque dado el crecimiento de estas algas ellas han consumido la presencia de fosfatos y nitratos del agua, por ello los valores en cero o casi en cero, pero estas algas siguen viviendo prosperamente porque siguen aprovechando el contenido que hay en los detritos y los compuestos orgánicos disueltos en el agua que se descomponen dentro de esa “selva” que se nos ha hecho por lo que la remoción manual del alga sigue siendo importante a fin de reducir la posibilidad de que entre esa “maleza de algas” se de una descomposición que las alimente. Esta es la razón principal por la que nuestros test pueden marcar cero o casi cero y que sigamos viendo algas prósperas.


Por tanto, controlar la cantidad de alimento que le demos a los peces y corales también resulta necesario para evitar que queden desechos no consumidos por ellos y que se descompongan dentro de la “selva” que crea el alga y por otro lado, al darse menos desechos de este tipo nuestros organismos de limpieza se verán más comprometidos a consumir las algas.


Reforzar el equipo de limpieza con caracoles ceriths, netires, strombus, astreas, turbos (de mi preferencia para alga filamentosas el turbo zebra y no el mexicano), limpets, chitons, cangrejos ermitaños, cangrejos esmeralda, erizos tuxedo y liebres marinas o dorabellas es importante, así como aumentar la cantidad y diversidad de copepodos, amphipodos e isopodos para que se puedan alimentar de los desechos no consumidos. Sí hay que reconocer que algunos individuos lamentablemente evitaran comer algas filamentosas mientras existan otras opciones de alimentación para ellos, pero mientras consuman detritos y desechos estos no se transformarán en fuentes para las algas indeseables.


Muchos herbívoros se especializan en ciertas algas y no todos comen de todo.


scrartella cristata
scrartella cristata - Molly Miller Blenny

Tratándose de peces podemos pensar en la scrartella cristata, cirripectus spp, istiblenniusspp, ophioblennius atlanticus, salarias fasciatus, amblygobius phaelena, amblygobius rainfordi, amblygobius sphinx, siganus vulpinus, siganus spinus, zebrazoma veliferum, z. flavescens, z. desjardinii, acanthurus triostegus, a. leucosternon, a. japónica, a. coeruleus y el a. achilles. Intencionalmente he excluido los ángeles que no son seguros para el acuario de arrecife. (fuente revista Coral Jul-Ago 2015, tabla 1, página 37)


Por supuesto que, así como los caracoles, ermitaños, cangrejos mientras existan otro tipo de alimentos que les gusten más el alga filamentosa no será la primer opción.


La razón que hace que esta alga no sea preferida es porque las macroalgas y algas, excepto la coralina tiene en mayor o menor medida compuestos químicos como los terpenoides o un tipo de estructura que hace que unas sean menos apetecibles que otras y eso hace que no todas sean usadas de preferencia como alimentos por los herbívoros.


La babosa marina Elysia clarki es sumamente eficiente consumiendo la bryopisis así como la derbesia tenissima, penicillus capitatus, p. lamourouxiii y la halimeda incrassata.


Elysia clarki
Elysia clarki

Remover las rocas del acuario, cepillarlas y enjuagarlas con agua del acuario forma parte de los recursos que debemos usar y si no se pueden remover del acuario, pues cepillar y retirar manualmente el alga en el acuario será la tarea a realizar; aquí el cepillado también ayudará a eliminar los depósitos de detritus acumulados y que son una fuente potencial para el surgimiento de nueva alga.


Recuerde siempre retirar del agua toda el alga posible y la que quede fragmentada será más fácil que sea consumida por el equipo de limpieza o exportada a la filtración mecánica.


Si debemos aplicar la limpieza dentro del acuario sería ideal durante el procedimiento y unos minutos después aumentar el flujo de agua en la columna y sustituir los calcetines o medias por unos de menor micras.


La anterior técnica de control de estas algas indeseables sólo será útil en la medida que tengamos controlados los nitratos y fosfatos.




Otra opción de combate es con el uso de químicos, y si pudieran ver mi cara en estos momentos la verían bien arrugada por solo pensarlo y ponerlo en esta nota.


Pero bueno, está en cada uno de ustedes escoger el método. Cuando se trata del uso de algún alguicida no escapa ninguna marca a la que no le podamos señalar alguna objeción y está claro que algunos productos tienen más "peros" que otros.


Los alguicidas para mí deberían ser el último recurso, el acto de locura y desesperación previo al desmontaje del acuario ya que, aunque no lo digan las etiquetas de los productos y los vendan como seguros para usar en el acuario, no podemos olvidar que nuestros corales viven una relación simbiótica con el alga zooxantela la cual siempre se ve afectada y estoy seguro que sobran testimonios de acuaristas que les dirán cómo se dañaron, oscurecieron o murieron sus corales por usar estos alguicidas. No pocos de ellos incluso usan cobre para el control de las algas u otro metal pesado.


Antes de recurrir a este camino mi recomendación al acuarista es dar la lucha conforme explique en la técnica anterior, aunque comprendo que la frustración puede ganar en no pocas oportunidades, pero si somos persistentes la naturaleza regresará a su equilibrio sin usar químicos empleando la técnica antes explicada.


No debemos confundir con alguicidas los productos que son solo bacterias que se venden para el combate de algas y que básicamente nos ayudarán a controlar los nitratos y fosfatos, lastimosamente algunos productos de estos incluyen más que bacterias, un componente químico y no lo indican en las etiquetas.


Fuera de los alguicidas la otra opción para combatir la bryopsis y el alga debesia es el uso del fluconazol a razón de 20 miligramos por galón de agua. Para los interesados pueden ver el video que compartimos a inicios del 2018 donde explico su uso.



A la fecha no tengo reportes de que la macroalga se haya visto afectada con este tratamiento ni que los corales se tornan pálidos por pérdida de zooxantela.


El fluconazol lo que haces es bloquear la síntesis del ergosterol, un lípido estructural presente en la pared celular de los hongos y algunas algas verdes y marrones. Por tanto, para la bryopsis como para la derbesia les produce un bloqueo en la producción del ergosterol que le permite a estas algas mantener la integridad de la pared celular y al bloquearlo no poder mantener esta integridad y el alga muere.


El ergosterol como señalé no está presente en toda alga sino solo en algunas algas verdes y marrones como en la bryopsis y la derbesia y es por esa razón por lo que no necesariamente dará resultados con otra alga indeseable.


En el caso del alga zooxantela symbiodinium sp los lípidos más importantes son el dinosterol y el gorgosterol cuyas síntesis no se ve afectada por el fluconalzol y por tanto la zooxantela no se verá afectada con su uso.


Existen reportes de acuaristas en foros que han tenido éxito controlando esta alga manteniendo un pH estable entre 8.4 y 8.5 con magnesio en 1600 ppm pero desconozco más allá de la referencia anecdótica que les doy si realmente es funcional el manejo de estos parámetros para su control.


Me gustaría que me ayuden con tus experiencias, tips y consejos para combatir estas alga y enriquecer la discusión. .

1075 visualizaciones2 comentarios