Temperatura y Densidad – Introducción – Parte I

Actualizado: 9 mar 2021

¿Cuáles son las densidades y temperaturas naturales en los arrecifes?

¿Y son importantes?

¿Cuáles son las de nuestros acuarios?


No tener nuestros peces, corales y demás organismos en un ambiente adecuado, que para efectos de esta nota está dimensionado a la temperatura y la salinidad implica someterlos a un estrés permanente y todo lo que de ello se irá derivando.


Tal vez no tengamos nuestros organismos con valores que le generen la muerte en el corto o mediano plazo, pero los mantenemos en condiciones insalubres en su día a día, los mantenemos sobreviviendo y no viviendo.


Como no todos los peces, corales y demás organismos tienen los mismos umbrales de tolerancia, estos ambientes inadecuados son los que explican por qué en muchas oportunidades algunos de ellos pueden ser complicados de mantener con éxito.


Sin duda la mayoría de los peces si los cuidamos bien se mantendrán viviendo y no sobreviviendo. Organismos con los corales, anémonas, estrellas, camarones, esponjas por citar algunos, son resistentes, sin embargo, tienen fama entre muchos acuaristas de no ser fáciles de mantener, sin duda esa "fama", diría yo, mal ganada es resultado de la tenencia por acuaristas novatos que desconocen su cuido o detalles relevantes de ese cuido.


Quienes los mantienen con éxito, viviendo plenamente son acuaristas que conocen sus necesidades fisiológicas optimas y se las brindan en sus acuarios.

 
 

Un buen consejo aquí es que antes de comprar un organismo, que tenga la "fama" de ser delicado es averiguarle cuáles son los requerimientos fisiológicos óptimos de temperatura y salinidad y contrastarlos con los que el acuarista tiene y sobre todo, cuán estable es el acuario en el tiempo para no tener oscilaciones importantes para ese particular organismo en estos dos parámetros.


Sí bien parece obvio este consejo, en la práctica no necesariamente parece ser seguido por muchos acuaristas, y es más, estos desconocen si sus acuarios tienen oscilaciones importantes para particulares especies, ya sea porque no consideramos los cambios que se pueden experimentar en verano o invierno, en el día y la noche o bien, porque no tiene relleno automático del agua evaporada y su reposición la hacen manualmente a la semana o incluso al mes como he observado, más aún, no calibran sus equipos de lectura con la frecuencia necesaria.


Estas variaciones hacen que para particulares especies los límites de tolerancia fisiológica estén ligeramente por encima o por debajo y no es de extrañar que estos organismos tengan problemas de salud y muertes inevitables en el tiempo.


Incluso muchos peces e invertebrados que son complejos, por ejemplo, los cefalópodos que tienen altos umbrales de tolerancia fisiológica, para un amplio rango de temperatura y salinidad, si son mantenidos en un entorno cercano a esos límites fisiológicos, inevitablemente experimentan estrés y tendrán menores posibilidades de supervivencia.

Si esto es así para estos organismos, ni qué decir para aquellos otros más sensibles como los que referencié líneas atrás.


La razón de esto es simple. La cantidad total de energía que puede usar un animal, seamos nosotros o nuestros peces, corales u otros organismos es limitada. Si ese animal tiene que gastar más energía para sus necesidades internas (que son diferentes de las necesidades externas), entonces habrá menos energía disponible para otras necesidades, como el crecimiento, reproducción, sistema inmunológico y otras funciones metabólicas normales.


Cuando el ambiente externo se vuelve hostil, simplemente no hay suficiente energía disponible para que el organismo estabilice su ambiente interno y todas las demás funciones necesarias para su supervivencia. Esta situación simplemente resulta en que tarde o temprano se dé la muerte del organismo. En consecuencia, los factores físicos de salinidad y temperatura son generalmente los responsables de los límites para un mantenimiento con éxito de nuestros organismos marinos, son los que los separan de vivir o sobrevivir.


En los acuarios marinos, los parámetros de la temperatura y salinidad son básicos, no básicos por simples, sino básicos por fundamentales. El manejo correcto de estos factores es el primer paso para el mantenimiento exitoso de un acuario de arrecife.


En esta primera entrega tan solo hemos hecho un esfuerzo en despertar la curiosidad del acuarista por la importancia de estos parámetros físicos que sin duda alguna iremos desmenuzando en las siguientes publicaciones.

 


 

Para los que deseen profundizar en el tema les dejo un video donde he abordado a profundidad el tema de la salinidad y la temperatura.




528 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo