Los corales sobreviven a las olas calor con ayuda de las bacterias probióticas


Tratar los corales con un cóctel de bacterias probióticas les aumenta la supervivencia después de un evento de blanqueamiento por altas temperaturas según diera a conocer en la investigación “La manipulación del microbioma de los corales provoca una reestructuración metabólica y genética para mitigar el estrés térmico y evitar la mortalidad” realizada por Erika P. Santoro, Ricardo M. Borges y otros investigadores publicada el pasado 13 de agosto. Para los interesados en conocer a profundidad el estudio les dejo el archivo de PDF

La manipulación del microbioma de los corales provoca una reestructuración metabólica y ge
.
Download • 7.71MB

Dado el descubrimiento señalan los investigadores que este método podría administrarse antes de una ola de calor prevista y así ayudar a los corales a recuperarse de las altas temperaturas que pueda sufrir el arrecife y que los ha blanqueado.


Para nosotros como acuaristas esta investigación representa también una gran noticia. El método podría llegar a aplicarse en nuestros acuarios aplicando un cóctel de bacterias probióticas para lleven de mejor manera los días de altas temperaturas en el acuario y, en caso de darse un blanqueamiento, que cuenten con la posibilidad de salir adelante. Eso sí, aún deberemos espera un buen tiempo para ver en el mercado un cóctel para nuestros corales .


No nos es desconocido que el cambio climático está aumentando las temperaturas de los océanos y nuestros acuarios creando una disrupción en ese equilibrio que existe entre los corales y sus algas simbiontes (zooxantelas). El calor al crear esta ruptura del equilibrio hace que coral reaccione, creyendo que se defiende expulsa las zooxantelas y hace que los corales se blanqueen, lo que hace que el coral muera si a los días no logra recuperar este simbionte expulsado.


Los investigadores de la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST) en Arabia, responsables del estudio que les comento y comparto han propuesto que la manipulación del microbioma de los corales podría mejorar su tolerancia al estrés mediante el uso de microorganismos beneficiosos para los corales, en adelante BMC.


Para comprobar su hipótesis el equipo de investigadores seleccionó seis cepas bacterianas probióticas las cuales aisló del coral Mussismilia hispida y las utilizó para inocular cultivos experimentales de M. hispida.

Mussismilia hispida
Mussismilia hispida

Luego de inoculados los corales estos fueron expuestos a un tratamiento de estrés térmico, con un aumento de temperatura hasta los 30 grados centígrados en el transcurso de 10 días, antes de volver a bajar la temperatura a 26 grados centígrados.


Mussismilia hispida
Mussismilia hispida con blanqueamiento

Durante la investigación los investigadores controlaron la salud de los corales, midieron la diversidad microbiana y los parámetros metabólicos tanto en los tratamientos con y sin probióticos, así como con y sin estrés térmico aplicado.


Al principio de la investigación se señala que no hubo diferencias. Tanto los corales con y sin probióticos reaccionaron de forma similar a la temperatura máxima y en ambos casos se dio el blanqueamiento.


La investigadora principal del estudio, Erika Santoro señaló: "En ese momento del experimento, pensé, bueno, está bien, estamos viendo respuestas similares entre los tratamientos. Pero entonces, tras bajar la temperatura, observamos un giro argumental del grupo que tratamos con BMC probiótico. Fue una sorpresa muy agradable".


El tratamiento probiótico mejoró la respuesta y la recuperación de los corales tras el evento de estrés térmico, aumentando la supervivencia del 60 al 100 por ciento. Los investigadores consideran que el BMC (microorganismos beneficiosos probióticos) ayuda al holobionte a mitigar los efectos del "trastorno de estrés postcalórico" y así reestructurar los perfiles fisiológicos y metabólicos.


La investigación también describe algunos de los mecanismos moleculares de protección. Durante el periodo de recuperación, los corales tratados con BMC tuvieron una menor expresión de genes implicados en la apoptosis y la reconstrucción celular, y una mayor expresión de genes de protección contra el estrés térmico y mejor tasa de fotosíntesis. El tratamiento con BMC también alteró el perfil del microbioma mediante la incorporación de algunas de las bacterias beneficiosas, así como otros cambios en la estructura de la población.

493 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo